Comunales | Manzana 66

Clausuraron las canchas

Clausuraron polideportivo que los vecinos reclaman como espacio verde. Aunque no resulta evidente para el transe√ļnte, el lugar se encuentra sin uso. Este mi√©rcoles los vecinos de la asamblea ‚Ä™ ‚Äé‚ÄĚManzana 66‚Ĩ Verde y P√ļblica‚ÄĚ se encontrar√°n en la parroquia Mar√≠a Madre del Redentor (M√©xico 2745) a las 20:30hs para evaluar pr√≥ximas acciones. Buenos Aires, 16 de febrero de 2016. Un grupo de vecinos de Balvanera logr√≥ la clausura de once canchas de f√ļtbol que todav√≠a funcionaban en el barrio a pesar de que pesaba sobre ellas una clausura previa. Sin embargo, no se observan fajas de clausura en los accesos al predio (ver fotos). Eso se debe a que fue prohibida la actividad pero no cerrado el lugar, explic√≥ la justicia.

Como es conocido, hace un tiempo un grupo de vecinos de Balvanera denunci√≥ la pretensi√≥n de un grupo empresario de construir un estadio en el barrio, cuando el predio podr√≠a destinarse a ser un espacio de recreaci√≥n. Finalmente, consiguieron una victoria porque por orden de la fiscal√≠a de la Ciudad, el Gobierno porte√Īo clausur√≥ las once canchas de f√ļtbol 5 y 9 que funcionaban en el predio, a pesar de que sobre √©ste pesaba una clausura previa.

Las denuncias se habían iniciado por ruidos molestos y por la intensa iluminación, que permanecía encendida hasta altas horas de la madrugada. La manzana de la polémica está delimitada por las avenidas Belgrano y Jujuy y las calles Moreno y Catamarca.

Ante la imposibilidad de avanzar con el proyecto de hacer un estadio en el lugar, sus due√Īos lo alquilaron por tres a√Īos para que funcione un complejo de 11 canchitas de f√ļtbol. Las empezaron a construir en marzo de 2015, pero la Agencia Gubernamental de Control clausur√≥ dos veces la obra y una de esas clausuras jam√°s fue levantada.

A pesar de todo, las canchas fueron inauguradas en octubre. Los vecinos, que tambi√©n se oponen al proyecto del microestadio, las denunciaron por ruidos molestos. "La gente se quedaba jugando al f√ļtbol hasta las dos o tres de la madrugada y se o√≠an gritos y cantitos todo el tiempo. Adem√°s, instalaron unas luces muy potentes que no nos dejaban dormir", cont√≥ al diario Clar√≠n Alberto Aguilera, de "Manzana 66 Verde y P√ļblica", la organizaci√≥n vecinal que present√≥ la denuncia.

En el caso intervino el fiscal Juan Rozas, titular de la Fiscal√≠a N¬į 20 de la Ciudad. "Hice una recorrida por el lugar, donde observ√© la emisi√≥n de ruidos durante los partidos que se hac√≠an desde la ma√Īana hasta la medianoche -cont√≥-. Estos ruidos afectaban a una gran cantidad de vecinos, incluyendo a los pacientes de un geri√°trico. Por eso le orden√© a la Direcci√≥n General de Fiscalizaci√≥n y Control (DGFyC), que depende de la Agencia Gubernamental de Control, que hiciera una inspecci√≥n para ver cu√°les eran las condiciones de habilitaci√≥n de esas canchas".

Las canchas, que no estaban habilitadas, fueron cerradas por orden del fiscal. "No clausuró el lugar, sino la actividad de las canchas. Ahora le estamos solicitando a esa dirección que nos informe si el predio está habilitado para alguna otra actividad, porque hay una confitería que sigue funcionando", explicó Rozas.

Sin embargo, "inmediatamente después de esta nueva clausura, los responsables de las canchas igual las siguieron alquilando ese martes y el miércoles -aseguró Aguilera-. Las volvimos a denunciar y el jueves el fiscal puso consigna policial para que no las vuelvan a abrir. Le estamos muy agradecidos, porque ahora podemos dormir. Esperamos que cuando intervenga el juez mantenga la clausura". Ahora la Policía está en el lugar de 10 a 24 para impedir el uso de las canchas y permanecerá allí hasta nueva orden.

Todos los lotes de la manzana donde construyeron las canchas pertenecen a una sociedad anónima llamada Micrisol. Antes, el directorio de esta empresa estaba conformado por integrantes de la famila Miguens, pero desde 2011 está presidido por Marcelo Gregorio Ernst.

Como la zonificaci√≥n de la manzana s√≥lo permite hacer viviendas o locales, por lo que para construirlo hace falta que la Legislatura apruebe una modificaci√≥n del C√≥digo de Planeamiento Urbano para que la empresa pueda construir el estadio. Esto requiere un procedimiento de doble lectura, lo que significa que el proyecto debe ser aprobado dos veces en el recinto y, entre ambas votaciones, debe ser sometido a una audiencia p√ļblica.

Por eso, los due√Īos del predio, que ocupa 10.000 m2, decidieron alquilarlo para otras actividades. En 2014 el empresario Aquiles Sojo, de la productora Ake Music, anunci√≥ que en la manzana en cuesti√≥n se construir√≠a un estadio tipo arena para 18.000 personas. La idea era usarlo para espect√°culos musicales y deportivos. Adem√°s, iban a hacer tres subsuelos de cocheras, un hotel cinco estrellas, locales comerciales y restaurantes. La inversi√≥n total ascender√≠a a US$ 120 millones.

Los vecinos piden que se haga un espacio verde, un poliderpotivo para las escuelas p√ļblicas de la zona, una sede para el Conservatorio Manuel de Falla y un centro educativo y cultural. Para canalizar su reclamo, conformaron la agrupaci√≥n Manzana 66.

Sostienen que la Comuna 3, conformada por Balvanera y San Cristóbal, es una de las que menos verde tiene. Sólo cuenta con 48.000 m2 de plazas. En Buenos Aires hay 6,2 m2 verdes por habitante. Para llegar a los 10 m2 que recomienda la Organización Mundial de la Salud, necesitaría al menos 78 plazas más.

Compartir nota en las redes sociales Enviar Imprimir

Dejanos tu comentario