Historias de nuestra comuna | El creador de Rayuela

Julio Cortázar, estudiante del Acosta

Julio Florencio Cortázar nació en Bruselas el 26 de agosto de 1914, hijo de María Scott y Julio Cortázar, entonces funcionario de la embajada Argentina en Bélgica. Cuatro años después, cuando Julio hablaba ya un francés fluido, la familia pudo regresar a la Argentina y se instaló en Banfield.
Buenos Aires, 12 de marzo de 2024. Corría el año 1929 y Cortázar con 14 años tomaba todos los días el colectivo a Plaza Once para llegar hasta Urquiza 277, donde está ubicada la Escuela Superior N° 2 Mariano Acosta. Allí se recibió de Maestro Normal en 1932 y años más tarde en 1935 obtuvo el título de profesor de Letras. Transitó durante siete años las aulas y pasillos del Normal N° 2, que en esa época formaba maestros nacionales, título que permitía a los egresados ejercer la docencia en todo el territorio nacional y además ofrecía formación superior como profesor en Letras y en Ciencias.

El escritor tuvo una activa participación en la vida escolar. Dirigió la revista Addenda que editaba el Centro de Estudiantes del profesorado y pronunció el discurso de su autoría cuando la institución cumplió su 61 aniversario en 1935.

Addenda se centraba en temas educativos y culturales, y firmaban sus artículos alumnos, docentes y ex alumnos. Incluía, además, la sección “La escuela en broma”, con humoradas sobre la actividad escolar y previsibles burlas con los sobrenombres dados a los docentes. Allí se intuye la pluma de Cortázar.

El número 2, de agosto de 1932, reproduce el siguiente comentario del diario La Nación: “Ha aparecido el primer número de esta revista, que además de ser órgano del Centro de Estudiantes de la Escuela Normal de Profesores Mariano Acosta expresa en las palabras iniciales de su portada el propósito de que los alumnos del establecimiento citado tengan oportunidad de iniciarse en los trabajos de redacción, pues tratará preferentemente aquellas cuestiones que interesen a los estudiantes y a la marcha de los estudios”.

En el número del mes de septiembre se publicita en la revista el programa del Gran Festival Artístico y Danzante, organizado por los alumnos de la escuela en el Salón Teatro de Sarmiento 2419 para festejar el martes 20 de septiembre de 1932 el Día del Estudiante. Aquí se revela el Cortázar actor, ya que su nombre aparece en las actuaciones de todos los números.

En 1934 Julio asume la subdirección de Addenda. En la página 27 de la edición de julio de ese año, se lee el poema Bruma que posiblemente haya sido la primera obra firmada publicada por el joven escritor. Se pueden hallar en él algunos preludios de su literatura posterior, que será reconocida a nivel mundial. A partir de sus colaboraciones y cargos en la publicación se desprende también su participación activa en el Centro de Estudiantes.

La aproximación del poeta a su escuela no terminó cuando egresó. Décadas después, ya consagrado escritor, y viviendo en París, ambientó uno de sus cuentos, La escuela de noche, en su escuela secundaria y terciaria, retratando en su contar la década del 30. 

Muy enfermo, Cortázar vino por una semana a la Argentina a fines del ’83 para visitar a su familia y amistades y una noche volvió a recorrer la escuela. Tenía 69 años y fue su despedida, pues apenas volvió a París tuvo que internarse. Murió el 12 de febrero de 1984 hace exactamente cuarenta años.

                                                                                                    Norberto Alonso

 


Compartir nota en las redes sociales Enviar Imprimir

Dejanos tu comentario