Historias de nuestra comuna | ¬ŅSe repetir√° la historia?

La Semana Tr√°gica

Los trabajadores de los ‚ÄúTalleres Metal√ļrgicos Pedro Vasena e hijos‚ÄĚ, se hab√≠an declarado en huelga en diciembre de 1918 procurando una mejora salarial y la reducci√≥n de la jornada laboral a ocho horas. La industria metal√ļrgica se encontraba profundamente afectada por la Primera Guerra Mundial e intentaba bajar costos. Los obreros, a su vez, pretend√≠an obtener mejoras en sus condiciones de trabajo y en sus salarios. La huelga pronto se convirti√≥ en un conflicto sindical generalizado que la historia conoce como la Semana Tr√°gica.
Buenos Aires, 9 de enero de 2024. Vasena tenía sus depósitos en el barrio de Nueva Pompeya y sus talleres se encontraban en Cochabamba y Rioja, donde ahora se halla la Plaza Martín Fierro, en el corazón de San Cristóbal. En Pompeya se desataron los primeros enfrentamientos entre los huelguistas y las fuerzas de seguridad - policías y bomberos- que secundaban la acción de los rompehuelgas y que dejaron el primer día cuatro muertos y cuarenta heridos, todos del lado obrero.

El conflicto escaló, impulsado por la intransigencia patronal y de la Federación Obrera de la Región Argentina (FORA) del V Congreso de tendencia anarquista, así como el accionar violento de rompehuelgas contratados por las patronales, hasta que se desató la represión abierta por grupos parapoliciales amparados por el gobierno, la policía y el Ejército, asesinando, deteniendo y torturando a miles de personas, mientras la población respondía con una pueblada generalizada.

Los episodios de la llamada Semana Trágica dejaron en su totalidad un terrible saldo cercano a las mil víctimas y más de cuatro mil heridos entre la acción de las fuerzas represivas y los grupos civiles armados opositores a las protestas obreras, como la Liga Patriótica Argentina que integraban, entre otros, Manuel Carlés, Domeq García o el bisabuelo de José Alfredo Martínez de Hoz, y en la cual se juntaban algunos de los miembros más conspicuos de la sociedad embebidos en pensamientos conservadores, católicos y nacionalistas.

Temerosos de la supuesta infiltraci√≥n de ideas que ellos consideraban ‚Äúextranjeras y maximalistas‚ÄĚ, este grupo se dedic√≥ a perseguir y asesinar obreros e inmigrantes, en especial los de origen jud√≠o, lo que provoc√≥ el √ļnico pogromo conocido en Am√©rica, en los barrios de Once y Villa Crespo. Esa palabra rusa (que significa ‚Äúdevastaci√≥n‚ÄĚ) refiere al linchamiento multitudinario, espont√°neo o premeditado, de un grupo particular, √©tnico, religioso u otro, acompa√Īado de la destrucci√≥n o el expolio de sus bienes (casas, tiendas, centros religiosos, etc√©tera). El t√©rmino ha sido usado para denotar actos de violencia sobre todo contra los jud√≠os, aunque tambi√©n se ha aplicado para otras minor√≠as √©tnicas.

El mismo gobierno que reprimi√≥ tuvo luego que reconocer la justicia del reclamo y d√≠as despu√©s accedi√≥ a lo solicitado por los obreros. Nunca se inform√≥ oficialmente sobre la represi√≥n, ni se public√≥ la lista de muertos. 

Nada de lo que hoy es la plaza Mart√≠n Fierro da cuenta del conflicto y las batallas. S√≥lo dos paredes semiderru√≠das que se levantan a un costado de la plaza. Todo fue arrasado. Ning√ļn sector de la sociedad porte√Īa manifest√≥ en su momento inter√©s por la preservaci√≥n del edificio ni hubo nunca un reconocimiento del lugar como escenario de un evento hist√≥rico.

                                                                                                           Norberto Alonso



Compartir nota en las redes sociales Enviar Imprimir

Dejanos tu comentario