Comunales | Ataque a la Multi de San Cristóbal

Una más de los dinosaurios

El 24 de marzo arrancaron el árbol de la Memoria que había en la vereda de la Multi de San Cristóbal. Se suma a hechos de negacionismo en la zona registrados sistemáticamente desde hace años. “La intolerancia y el odio siguen presentes en algunos sectores de la sociedad”, afirman.
Buenos Aires, 18 de abril de 2023. “Gesto cobarde y completamente inútil”. Así definieron en la Multisectorial de Vecinos de San Cristóbal al hecho de vandalismo registrado en torno al Día de la Memoria (24 de marzo). Un grupo de personas arrancó el árbol de la Memoria que la comunidad había plantado en la vereda de este espacio social y cultural del Pasaje Prudan 1365.

Los miembros de la Multi hicieron el hallazgo al día siguiente, cuando estaban por montar su tradicional Olla Solidaria, en la cual se iban a referir a la última dictadura cívico militar y demás aspectos de la lucha por los derechos humanos.

“El derecho de recordar hoy es más que nunca necesario reivindicarlo y ponerlo en práctica: no para repetir el pasado, sino para evitar que se repita. Hechos como el vandalismo a nuestro árbol de la memoria demuestran que la intolerancia y el odio siguen presentes en algunos sectores de la sociedad. Ante ello, desde La Multi decimos nuevamente nunca más a expresiones de odio hacia el pueblo, hacia quienes todos los días trabajamos para construir un mundo más justo para todos y todas”, manifestaron a través de un comunicado titulado “El gesto inútil de los dinosaurios”.

Del mismo modo, compartieron esta frase del escritor Eduardo Galeano para darle fuerza a su mensaje: “Por mucho que la quemen, por mucho que la rompan, por mucho que la mientan, la historia humana se niega a callarse la boca”. 

Más gestos de los dinosaurios en la zona 

El Día de la Memoria es una fecha emblemática para la sociedad argentina en general y para organismos de derechos humanos en particular. Es por esto que es blanco de ataques planificados por parte de grupos que reivindican el terrorismo de Estado o tienen discursos negacionistas.

A pocas cuadras de La Multi ocurrió algo similar el 24 de marzo de 2022. Un grupo de militantes de la fuerza llamada Jóvenes Republicanos colocó afiches con la leyenda “Atención. Hay un asesino en la estación” en Entre Ríos - Rodolfo Walsh de la Línea E de Subtes, en San Juan y Entre Ríos.

Al instante hubo repudio por parte de los metrodelegados, trabajadores del subte, que justo al día siguiente -el 25 de marzo- inauguraron un mural de Rodolfo Walsh frente a la boletería. Lo hicieron con el Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SIPREBA).
Además, el Observatorio de Derechos Humanos Comuna 3 (Balvanera y San Cristóbal), Familiares y Compañeros de los 12 de la Santa Cruz y Frente de Todos Comuna 3, se manifestó: “Este hecho violento y la seguidilla de atentados sufridos en los locales donde las militancias políticas y sociales desarrollan sus actividades, no contribuyen a una convivencia democrática”.

En tanto, a pocos días del hecho de vandalismo, la legisladora porteña Rebeca Fleitas del bloque La Libertad Avanza del economista Javier Milei presentó un proyecto de Ley para quitar el nombre “Rodolfo Walsh” y solo dejarle Entre Ríos. En septiembre, Militantes republicanos presentaron un proyecto de Ley para cambiar el nombre por el de René Favaloro. 

En el comunicado de las organizaciones locales se habló de hechos de violencia política contra centros culturales y sociales, teatros y hasta espacios públicos. Es algo que se vive de forma sistemática desde hace al menos tres años en la zona del Abasto, Almagro, Balvanera y alrededores.

Uno de los hechos más recientes fue un ataque contra un cartel realizado por vecinos para señalizar la Plaza Julio César Fumarola de Perón y Anchorena, cuyo nombre se debe a un vecino y fotoperiodista, asesinado por la Triple AAA. Lo cubrieron con pintura blanca, arruinando el diseño artesanal que tenía.

El cartel fue realizado en el espacio cultural de la fábrica recuperada IMPA y costeado con una rifa vecinal, para reemplazar un cartel similar -metálico y con filetes porteños- que había sido colocado en 2011 y removido al poco tiempo.

Enfrente, sobre el Parque de la Estación, vandalizaron en varias oportunidades un mural hecho en forma colectiva para celebrar la historia de lucha vecinal por la cual se logró su construcción. También rompieron varias veces una cerámica ubicada allí en homenaje a las Abuelas de Plaza de Mayo.

Los espacios políticos, culturales y educativos de la zona son blanco usual de pintadas y hasta de roturas, como le ocurrió a la Universidad Popular de Barrios de Pie (Anchorena al 300) en marzo del 2022.

La Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires declaró en varias oportunidades su preocupación. Por caso, para repudiar daños realizados en 2020 a los murales del polideportivo público de Sarmiento y Medrano que recuerdan a estudiantes detenidos desaparecidos, sostuvo que son “inadmisibles estas prácticas antidemocráticas”.  Sin embargo, el mural fue restaurado por los vecinos en abril de 2022 y, a los pocos días, lo dañaron nuevamente con consignas como “Milei 2023”. 

Juan Castro



Ciudad insegura

Los hechos vandálicos enumerados en la nota reflejan una creciente violencia política de parte de la derecha, violencia que nuestra sociedad rechazó en el pasado y que resulta incompatible con la convivencia democrática. Además demuestran una llamativa incapacidad de las fuerzas de seguridad locales para localizar y sancionar a sus autores. Tener un 75% de la ciudad cubierta con cámaras de seguridad, como se ufana el oficialismo, parece no servir para resguardar a organizaciones sociales como la Multisectorial de San Cristóbal. 

El Director


Compartir nota en las redes sociales Enviar Imprimir

Dejanos tu comentario