Comunales | Escuela Mariano Acosta

Falta de limpieza

El viernes pasado, ante del cese temporal de la actividad escolar, la Escuela Mariano Acosta de Balvanera cerró sus puertas. No fue el coronavirus ni por el dengue. Sino por falta de limpieza. Las autoridades dicen que fue debido al "quite de colaboración" de los auxiliares de portería y estos argumentan que no son provistos de elementos para hacer sus tareas, además de cobrar bajos sueldos. Los padres denuncian que los problemas son previos, denuncian ratas en el establecimiento y que los chicos comen en el suelo por falta de espacio adecuado para almorzar durante la jornada extendida. La ex Rectora Papalardo afirmó que desde 2007 la Cooperadora se tiene que hacer cargo de la compra de los insumos requeridos para hacer la limpieza.
Buenos Aires, 17 de marzo de 2020. La decisión de las autoridades nacionales de suspender las clases en todos los niveles escolares llegó después de que en el Mariano 
Acosta lo hicieran por falta de limpieza. El viernes pasado las autoridades de la escuela Superior en Lenguas Vivas número 2 "Mariano Acosta" de Balvanera decidieron 
suspender las clases del turno tarde por falta de limpieza debido, se dijeron, a un "quite de colaboración de auxiliares de portería" abocados a las tareas de higiene.

"Estimada familia informamos que por el quite de colaboración por parte de los auxiliares que hace a la falta de higiene, no habrá actividad en el turno tarde en el día de la fecha", informó en su cuenta de Twitter la Preceptoría del Mariano Acosta a familias de alumnos.

En tanto, un documento enviado a las familias de alumnos del establecimiento educativo, especifica que debido a un cese de actividades de auxiliares de portería "no se realizará ningún tipo de limpieza en las aulas, patios ni la higienización de los baños y tampoco habrá personal controlando la entrada y salida en las puertas de acceso a la escuela".

A su vez, el documento remarcó que la decisión de suspender las clases se realiza teniendo en cuenta "el momento de grave complejidad que atraviesa la sociedad en términos de salud pública, con la declarada pandemia del coronavirus y el aumento de casos de dengue".

Por otro parte, un comunicado realizado por el personal de portería explicó que la decisión se vincula a un reclamo de aumento salarial y la reducción del personal de auxiliares de limpieza. Fuentes del gobierno porteño consultadas no otorgaron, al momento, una respuesta oficial sobre lo que ocurre en el Mariano Acosta.

La opinión de los padres

La agencia de noticias Telam recogió declaraciones de padres de alumnos. Daniela Conterno, madre de un alumno de tercer año, reveló que la situación de falta de insumos de higiene es previa a lo que ocurre con el personal auxiliar. "Esta falta de empleados de limpieza se suma a otros problemas previos, las condiciones de higiene están muy mal porque no llegan los insumos suficientes para abastecer a los cuatro niveles que tiene la escuela: inicial, primaria, secundaria y terciaria", indicó a Télam Conterno.

La mujer dijo que "hay pedidos formales previos que solicitan productos de higiene y desratizacion porque siguen habiendo ratas y, además, los chicos comen en el piso por 
falta de un lugar donde comer en la jornada extendida". La comunidad de padres está elaborando otro pedido formal para enviarle al Ministerio de Educación de la Ciudad donde se renueva la solicitud de insumos de higiene y personal de limpieza "que garanticen el mantenimiento de las instalaciones". 

Ayer circuló por las redes sociales la siguiente comunicación "Estimada comunidad educativa! Hoy estuvimos reunidos en la escuela (Mariano Acosta) con auxiliares de 
limpieza quienes nos comentaron que a la fecha aún no se ha recibido insumo alguno de parte del ministerios de Educación de la CABA. Cómo venimos denunciando desde hace
años, la ausencia del Estado en la escuela pública se hace cada vez más preocupante. En los últimos cinco años ha sido la asociación cooperadora quien viene realizando la compra de insumos de limpieza como; papel higiénico, jabones, detergentes de uso cotidiano, lavandinas, bolsas de residuos, entre otros.  Si bien solicitamos a la institución que se siga reclamando los insumos de limpieza que tiene que proveer el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, hemos decidido garantizar la provisión de insumos de limpieza necesarios para que los trabajadores puedan realizar su trabajo con las herramientas y productos necesarios. Deseamos que se pueda retornar a las clases pronto y que no haya impedimentos para que las aulas estén en condiciones para la tarea. 
Como es de público conocimiento, tenemos que extremar los cuidados para prevenir la proliferación del virus COVID-19, Coronavirus. Para ello, la Asociación Cooperadora está realizando la compra de dispensers de jabón y alcohol en gel para toda la escuela Normal 2 “Mariano Acosta”. Así como botellas de 5 litros para las oficinas de la institución. También se está impulsando, en conjunto con el departamento de química de la institución, el desarrollo y compra de insumos para la elaboración de alcohol en gel en la escuela pública, en el laboratorio de la institución. Ojalá podamos estrechar los lazos solidarios y de conciencia social para sobrellevar este 2020." 

Esta circunstancia fue ratificada por la ex Rectora Raquel Papalardo que en declaraciones exclusivas para este medio indicó "Siempre con la cooperadora pusimos el esfuerzo y el dinero. Hasta los auxiliares han comprado. Esto es así desde el 2007, con el comienzo del gobierno de mauricio macri y rodríguez larreta (lo pongo en minúscula a propósito)".

Los trabajadores dan su versión

En el portal laizquierdadiario se recogieron opiniones de los trabajadores afectados. "En conversación con Luisa, casera de la Escuela Normal Superior N°2 del barrio de Balvanera, comenta que "Todo se agravó por los aumentos que hubo. Hay compañeros que ni llegan a cubrir el pasaje para venir a trabajar. Y si no venimos a trabajar, lo que viene es una cesantía", informa.

Así como el monto acordado en la paritaria nacional docente de este año quedó por debajo de la línea de pobreza, los auxiliares también viven un ajuste en sus salarios. "Nuestro sueldo es $27.000 por una jornada laboral de 7 horas y llega a $33.000 con casi 30 años de servicio. Para poder cobrar un plus de entre $850 y $900 tenemos que trabajar también 5hs. los sábados. Las horas nocturnas que son consideradas desde las 6 AM hasta las 7 AM y de 21 a 23, suman únicamente $12 más", agrega Luisa.

Pero el reclamo no sólo se trata de lo salarial. Sino que también denuncian las condiciones laborales en las que tienen que desempeñar sus funciones, en una escuela donde circulan cerca de 3000 alumnos por día. Luisa afirma que "el primer día de clases no nos llegó ni un kit de limpieza por parte del Gobierno y en esta escuela (que comprende cuatro niveles en un edificio de enormes dimensiones) circula gente desde las 6 AM hasta las 23 PM. Desde 2019 que estamos trabajando con menos de la mitad del personal necesario para cumplir con nuestro trabajo, somos 28 auxiliares para todos los niveles. Y el GCBA no envía ropa adecuada como ser zapatos para los compañeros que también hacen tareas de mantenimiento".


Compartir nota en las redes sociales Enviar Imprimir

Dejanos tu comentario