Historias de nuestra comuna | Gemelos con historias diferentes

El Edificio de los Pavos Reales

Esta imponente obra constituye un tesoro oculto de la arquitectura de la ciudad. Se trata de un monumento hist贸rico construido en 1912 como un edificio de departamentos por el arquitecto italiano Virginio Colombo, quien naci贸 en Mil谩n en 1885 y lleg贸 a Buenos Aires en 1906 contratado por el Ministerio de Obras P煤blicas para ejecutar las decoraciones del Palacio de Tribunales.
Buenos Aires, 12 de julio de 2022. El Edificio de los Pavos Reales se encuentra ubicado en la Avenida Rivadavia 3216 al 3232. Su nombre hace referencia a los cuatro balcones del primer piso de su fachada de granito rojo decorados con pavos reales esculpidos en piedra que le han dado identidad propia a la obra.

Colombo utiliz贸 rasgos del estilo medieval italiano, el art nouveau con una influencia distintiva veneciana y el eclecticismo para cumplir el pedido de los propietarios del terreno que le encargaron el proyecto: los hermanos Rossi, tambi茅n italianos, dedicados al calzado femenino, que eligieron esa zona cuando a煤n no hab铆a traza urbana. La avenida de Mayo y la continuaci贸n de Rivadavia era el eje de la burgues铆a que en las primeras d茅cadas del siglo XX invert铆a en ladrillos. 

Durante bastante tiempo la casa fue de las construcciones m谩s altas de la ciudad. En una de sus entradas hay un mural que reproduce escenas de la campi帽a italiana. Y el frente muestra ladrillos a la vista y coloridos mosaicos adornados con hojas y flores. Originalmente, los cuatro balcones de la primera planta estaban decorados y custodiados por las esculturas de ocho leones, aunque ahora solo quedan cuatro. 

La construcci贸n muestra dos edificios apareados, cada uno de ellos con una planta sim茅trica y la respectiva entrada independiente. Hay catorce departamentos en cada bloque: seis al frente y ocho al contrafrente. Aunque se construyeron casi a la par, se comenz贸 por el edificio del lado izquierdo, luego se continu贸 con el de la derecha, y la fachada se ejecut贸 en conjunto. Al frente se pueden observar los seis accesos independientes y los dos locales comerciales de la planta baja. 

La titularidad del Edificio de los Pavos Reales se mantuvo en pocas manos hasta la ley de propiedad horizontal de 1948, y en alg煤n momento de las siguientes dos d茅cadas qued贸 dividida en dos consorcios. Uno de ellos fue comprado por una administradora de edificios, y esa parte fue afectada por la traza de la fallida AU3 durante la dictadura c铆vico militar y sujeta a expropiaci贸n. Esto implicaba que no pod铆an hacerse reformas ni venderse, y poco a poco qued贸 deshabitada. El retorno de la democracia trajo nuevos propietarios a la parte desocupada y en 1992, con la modificaci贸n del C贸digo de Planeamiento Urbano de la Ciudad de Buenos Aires, toda la finca qued贸 bajo nivel de protecci贸n estructural.

A partir de entonces comenz贸 a crecer la necesidad de restaurar la fachada, que ya hab铆a sufrido ca铆da de ornamentos y rajaduras. En 2005 ambos consorcios pidieron un subsidio a la subsecretar铆a de Patrimonio Cultural del gobierno porte帽o, y se encararon los trabajos de hidrolavado previo, reposici贸n de esculturas de leones ca铆das, reparaci贸n de grietas y recuperaci贸n del color originario de algunos sectores.
                                                                                                                  Norberto Alonso 


Compartir nota en las redes sociales Enviar Imprimir

Dejanos tu comentario