Porte√Īas | El primer ferrocarril argentino

El camino de hierro al oeste

Entre otras circunstancias que distinguen a Comuna 3, se encuentra el hecho de que alberga la cabecera del primer ferrocarril argentino que, adem√°s, era de capitales privados nacionales. Hace 160 a√Īos hac√≠a su primer viaje, aunque no part√≠a desde hoy est√° la cabecera, sino del solar en el ahora se ubica el Teatro Col√≥n. Su recorrido, desde la estaci√≥n Del Parque hasta La Floresta, vertebrar√≠a la expansi√≥n porte√Īa hacia el oeste.
Buenos Aires, 26 de setiembre de 2017. El Ferrocarril Sarmiento, tiene su origen en el ex Ferrocarril del Oeste (FCO). Esta compa√Ī√≠a hab√≠a sido fundada por un grupo de empresarios porte√Īos nucleados en la "Sociedad del Camino de Hierro de Buenos Aires al Oeste" Ellos eran entre otros, Jaime Llavallol y sus hijos, Mariano Mir√≥, Manuel Jos√© de Guerrico, Femando Larroud√©, Norberto de la Riestra, Adolfo Van Praet y Daniel Gowland. Este ferrocarril fue el primero construido en territorio argentino. Su inauguraci√≥n tuvo lugar el 29 de agosto de 1857, hace ya 160 a√Īos. 

Varios a√Īos despu√©s que en Europa viera la luz por primera vez este medio de transporte revolucionario del siglo XIX, se introduce en nuestro pa√≠s la idea de imponerlo a mediados del mismo siglo y se comienza a gestar la Sociedad del Camino de Hierro de Buenos Aires al Oeste. M√°s precisamente, el d√≠a 17 de septiembre de 1853 la empresa en cuesti√≥n se present√≥ ante el gobierno de la Provincia de Buenos Aires para obtener la concesi√≥n para la construcci√≥n de un camino de primer orden, donde circulen locomotoras a vapor arrastrando coches de pasajeros y vagones de cargas para prestar un servicio p√ļblico.

Inicialmente comenz√≥ a prestar servicios en un trayecto de 10 km que iba desde la estaci√≥n "Plaza Del Parque" (Actual Teatro Col√≥n - Capital Federal) hasta la estaci√≥n "La Floresta", que en aquel entonces se encontraba en el pueblo de San Jos√© de Flores (hoy parte de la Capital Federal). 

Cuando la obra de construcci√≥n del ferrocarril lleg√≥ a su t√©rmino, la cr√≥nica cuenta que se realiz√≥ un viaje experimental conducido por la locomotora "La Porte√Īa", un coche encomienda y un coche de pasajeros en el que viajaban, entre otros, el General Bartolom√© Mitre, el Dr. V√©lez Sarsfield, los se√Īores Van Praet, Gowland, Barros Pasos, Obligado, Zapiola, Lavallol, Mir√≥, Moreno, Riestra y Valent√≠n Alsina. 

El viaje de ida se realiz√≥ sin ning√ļn contratiempo, pero en el regreso, el maquinista del tren, que era el ingl√©s John Alian, a pedido de los pasajeros imprimi√≥ mayor rapidez, se entusiasm√≥ y puso a la locomotora a 25 millas por hora, lo que para aquel entonces era una velocidad formidable. Todo iba bien, hasta que a mitad de camino, a la altura de la estaci√≥n Almagro y encontr√°ndose la formaci√≥n sobre un terrapl√©n, la locomotora descarril√≥ recorriendo unos metros sobre los durmientes rompiendo aproximadamente 80 metros de v√≠a. 

La desgracia pudo haber sido m√°s grande, si la locomotora no se hubiese encajado en un gran zanj√≥n que la detuvo. El vag√≥n encomienda se volc√≥ y el coche de pasajeros qued√≥ semitumbado. En dicho descarrilamiento sufrieron heridas leves, los se√Īores Gowland, Mir√≥, Van Praet, Guerrico y Moreno, escapando incre√≠blemente ilesos los conductores, se√Īores John Alian y Alfonso Carrozzi. Los accionistas se juramentaron a que dicho accidente quede en el m√°s absoluto secreto, a fin de no difundir alarma en el p√ļblico, pero la prueba bast√≥ para darse cuenta de que la v√≠a no estaba a√ļn en condiciones requeridas para librarla al p√ļblico, por lo que rehusaron recibirla hasta que no se efectuaran las obras necesarias. Despu√©s de ocurrido el accidente y para verificar que los arreglos estaban realizados correctamente, el d√≠a 27 de agosto de 1857 se realiz√≥ un nuevo ensayo en privado el que result√≥ todo un √©xito. 

¬°Y lleg√≥ el d√≠a esperado! El s√°bado 29 de agosto de 1857 amaneci√≥ con sol y cielo despejado. Por la ma√Īana el obispo de Buenos Aires, Monse√Īor Escalada, en un tablado ornamentado con flores y banderas, celebr√≥ una misa y dio la bendici√≥n a las dos locomotoras bautizadas con los nombres de "La Porte√Īa" y "La Argentina" (Serie "A" - Rodado: 0-4-0 ST - Peso: 15.750 kg. -Fabricada por E.B. WILSON de LEEDS Inglaterra en el a√Īo 1856). 

Toda la estaci√≥n Del Parque y los alrededores se encontraban engalanados para la ocasi√≥n. Una multitud cubr√≠a la Plaza del Parque (hoy Plaza Lavalle) a la espera de ver pasar el verdadero progreso que se ven√≠a a pasos agigantados. 
Dada la se√Īal de partida del tren oficial, el pitazo interminable de "La Porte√Īa" hizo estremecer a los presentes. El tren comenz√≥ avanzar entre dos hileras interminables de p√ļblico que saludaba la salida entre aplausos y v√≠tores. Seguidamente, se perdi√≥ pronto de vista a trav√©s de la frondosidad del paisaje. 

Al llegar al pueblo de San Jos√© de Flores, el tren inaugural fue saludado por todo el pueblo que se encontraba en las inmediaciones y por la banda del 2 de L√≠nea all√≠ estacionada que tocaba la "Marcha de Lavalle". Su ingreso a la estaci√≥n La Floresta, fin del recorrido, fue apote√≥tico ya que todo el pueblo los esperaba para darles la bienvenida. 

Al finalizar el viaje, los pasajeros fueron invitados a un ágape en un comedor de la zona, donde se brindó por el éxito del medio de transporte que en la Argentina acababa de nacer, y que sería a la postre el que traería la civilización a gran parte del país fundando pueblos que hoy deben su progreso gracias al tren.

La estaci√≥n Del Parque estaba ubicada entre las calles Del Cerrito (hoy Cerrito), Tucum√°n. Libertad y Temple (hoy Viamonte). Los trenes, part√≠an en direcci√≥n oeste con salida por la calle Libertad, cruzaban en diagonal la Plaza del Parque (hoy Plaza Lavalle), pasaban frente al Parque de Artiller√≠a (actualmente el Palacio de Justicia), tomaban la calle Del Parque (hoy Lavalle) hasta Boulevard Callao (hoy Avda. Callao), hac√≠an una curva y contra curva en los terrenos de los "Hornos de Bayo" o "De los Olivos" que luego se llam√≥ "Curva de los Jesuitas" (Ex - Pasaje Rauch - hoy Enrique Santos Disc√©polo). 

Las v√≠as segu√≠an por Corrientes doblaban hacia el sur para tomar Centro Am√©rica (hoy Avda. Pueyrred√≥n) hasta Cangallo (hoy Presidente Per√≥n), donde comenzaban a orientarse hacia el oeste en curva pronunciada entrando al Mercado del Oeste (hoy Plaza Once de Septiembre) A la altura de la calle Ecuador, a pocos metros de la futura prolongaci√≥n de la calle La Piedad (hoy Bartolom√© Mitre), se levantaba la estaci√≥n Once de Septiembre que por aquel entonces era una simple construcci√≥n de madera, funcionando como tal, hasta diciembre del a√Īo 1882. 

Unos quinientos metros m√°s al oeste, se encontraba la estaci√≥n Almagro (su nombre recuerda al primitivo due√Īo de los terrenos, don Toribio Almagro) que era de madera y ofrec√≠a un aspecto simple, que m√°s que parecerse a una estaci√≥n se asemejaba a un apeadero funcionando hasta el 15 de junio de 1887. Esta estaci√≥n, estaba ubicada 50 metros a las afueras de los l√≠mites de la ciudad ya en territorio del Partido de San Jos√© de Flores (Provincia de Buenos Aires) sobre la calle Camino L√≠mite (hoy Medrano). La zona de Almagro era para ese entonces un t√≠pico caser√≠o de las orillas de Buenos Aires donde perduraban viejos caserones del tiempo virreinal, corralones, casas de inquilinatos, boliches, hornos de ladrillos, potreros y bald√≠os. 

A casi 2 km. al oeste, se encontraba la estaci√≥n El Caballito (llamada as√≠ por la pulper√≠a que en el a√Īo 1804 instalara el genov√©s don Nicol√°s Vila, negocio que se diferenciaba por su veleta de lat√≥n con forma de caballito construida en las calles Rivadavia y Emilio Mitre) ubicada en la esquina de la calle del mismo nombre, que actualmente se llama Federico Garc√≠a Lorca (ex - Cucha -Cucha). El edificio era de madera, cart√≥n y plataforma angosta (seg√ļn reza en "La Memoria del Directorio del Ferrocarril del Oeste del a√Īo 1860). Caballito era una zona donde estaban ubicadas lujosas casas-quintas, palacetes de cuidadas arboledas y jardines, pintorescas residencias cuyos frentes luc√≠an rejas y portones de hierro art√≠sticamente labrados. 

La pr√≥xima estaci√≥n era San Jos√© de Flores (en homenaje al due√Īo de esas tierras, don Ram√≥n Francisco Flores, quien mand√≥ a erigir el primitivo templo de San Jos√© en el a√Īo 1804), la misma se levantaba en las inmediaciones de la calle La Paz (hoy Caracas) en terrenos pertenecientes a la se√Īora In√©s Indarte de Dorrego. Cinco a√Īos m√°s tarde, por un entredicho con los due√Īos de esas tierras, debi√≥ trasladarse la estaci√≥n a un terreno cedido por la municipalidad local a 250 metros al oeste de la primera, en la esquina de la calle Sud Am√©rica (hoy Gral. Jos√© Gervasio de Artigas). El pueblo de Flores para ese entonces, lo completaban el templo, la plaza, la estaci√≥n y algunos comercios importantes y casas bajas lo que le daba el aspecto de pueblo provinciano. 

Siempre en direcci√≥n al oeste, a la altura del km. 9,983 llegamos al final del trayecto que era la estaci√≥n La Floresta (todav√≠a no se ha podido deducir el origen del nombre del paraje. Unos creen que fue motivado por la vegetaci√≥n del lugar de las quintas ubicadas all√≠. Otros dicen que fue por un caf√© que llevaba ese nombre y estaba ubicado frente a la estaci√≥n). Dicha estaci√≥n, se encontraba ubicada entre las calles Esperanza (hoy Joaqu√≠n V. Gonz√°lez) y otra sin nombre que despu√©s se denomin√≥ De La Capilla (hoy Bah√≠a Blanca). La misma, era de madera y ten√≠a un tanque de agua asentado sobre pilares, para abastecer a las locomotoras a vapor del liquido elemento. La Floresta hab√≠a estado formada con anterioridad a 1857, pero fue el ferrocarril quien le dio popularidad y prosperidad. 

Los talleres ferroviarios de la empresa estaban instalados en el solar que comprend√≠an las calles Corrientes, Centro Am√©rica (hoy Avda. Pueyrred√≥n), Tucum√°n y Paso. Posteriormente, los mismos fueron levantados en el a√Īo 1887. 

El edificio de la primera estación de Once estaba situado entre las actuales calles Ecuador y Jean Jaures, y a partir de allí la línea seguía la traza actual hasta la estación Floresta, donde finalizaba el tramo original. Once pasó a ser la estación cabecera en 1883, con un nuevo edificio que fue el tercero en ser construido. El nombre de la estación recuerda la revolución del 11 de septiembre de 1852 cuando Buenos Aires se separó del resto de la Confederación, conformando un estado independiente.

Pronto sus rieles se extender√≠an hasta las zonas m√°s productivas del interior de la provincia de Buenos Aires. En su rica historia, este ferrocarril comenz√≥ como una empresa privada formada por inversores porte√Īos y extranjeros, para poco despu√©s pasar su administraci√≥n a manos del Estado de Buenos Aires, donde se convierte en un ejemplo de eficiencia y buena administraci√≥n. Durante este per√≠odo su principal rival fue el Ferrocarril del Sud, ya que ambas empresas compitieron ferozmente por extender su influencia hacia el pr√≥spero suroeste bonaerense.

En 1887, comenzaba la primera ola "privatizadora" de aquel entonces, cuando fruto del auge econ√≥mico, el Estado Nacional y los gobiernos provinciales se empe√Īaron en vender todas las empresas p√ļblicas. En 1890, por iniciativa del gobernador M√°ximo Paz, el ferrocarril es vendido a la compa√Ī√≠a brit√°nica "The Buenos Aires Western Railway Limited", aunque contin√ļo denomin√°ndose popularmente como Ferrocarril del Oeste. 

Ya en manos privadas sus l√≠neas siguieron expandi√©ndose a trav√©s de las provincias de La Pampa, San Luis y Mendoza. Para 1914 la punta de rieles llegaba hasta el pie de la Cordillera de los Andes, aunque la Primera Guerra Mundial impidi√≥ cumplir el sue√Īo de que el FCO se transformara en un Ferrocarril Trasandino.


Compartir nota en las redes sociales Enviar Imprimir

Dejanos tu comentario