Historias de nuestra comuna | Un rinc贸n con historia

El pasaje Colombo

Buenos Aires, 9 de agosto de 2017. La edificaci贸n tuvo como
responsable al arquitecto alem谩n Carlos Heynemann, quien trabaj贸 en otras
importantes obras, entre ellas el Museo de Ciencias
Naturales de la Plata perteneciente a la Facultad de
Ciencias Naturales y Museo de la Universidad Nacional
de La Plata, y culmin贸 su construcci贸n en 1893.

Con uso exclusivamente residencial, el pasaje tiene entrada
por la Avenida
Rivadavia
al 2431, recorre 30
metros
en el interior de la manzana, gira
90潞 y llega a su salida, desembocando en Azcu茅naga 34.
Su planta en 鈥淟鈥 deja una peque帽a manzana libre en la
esquina.



Este lugar form贸 parte de las tierras de la quinta de uno de
los primeros pobladores del barrio de Balvanera, Don.Antonio Gonz谩lez Varela, el
Miserere. Una placa del a帽o 2005 de la Junta de Estudios Hist贸ricos de
Balvanera ubicada a la entrada del pasaje lo recuerda con esta inscripci贸n:
鈥淓sta manzana form贸 parte principal de la quinta de Antonio Gonz谩lez Varela,
apodado Miserere, un pionero del barrio鈥



El pasaje tiene uso exclusivamente residencial. La reja de la
entrada
y los gruesos portones de hierro no son originales, y fueron anexados a帽os atr谩s por
razones de seguridad.
Las puertas de
entrada a las viviendas, se destacan por su buen dise帽o y muchas conservan
todav铆a un llamador de mano. El pavimento, t铆pico de un solado peatonal, es de
baldosa calc谩rea de vereda y contribuye a que la manzana no pierda continuidad.
Una de las calles remata en un peque帽o departamento con acceso independiente
destinado a porter铆a, una peque帽a vivienda recostada contra la medianera,
con techo a dos aguas, coronada por una lanza, la que constituye la particularidad del Colombo.



El pasaje tiene un subsuelo, una planta baja
con unidades interiores destinadas a vivienda y una decena de locales de uso
comercial, y adem谩s otras cuatro plantas superiores con unidades de tres a ocho
habitaciones. Esta distribuci贸n se debe a que en la 茅poca de su construcci贸n se
buscaba crear nuevas unidades habitacionales, ampliando la capacidad de la ciudad
para la construcci贸n de nuevas viviendas, por lo que se crearon calles dentro
de manzanas, naciendo as铆 gran cantidad de pasajes. En la planta baja las
unidades destinadas a uso comercial fueron presentando deformaciones,
modificaciones de vanos, con inclusi贸n de gr谩fica y marquesinas que alteraron
el dise帽o original con fuerte contaminaci贸n visual y afectaron la vista del
edificio.



En 1997 el lugar fue
declarado como sitio del patrimonio edilicio de la ciudad de Buenos Aires e
incluido dentro de las 脕reas de Protecci贸n Hist贸rica. Dada
su particular
fisonom铆a, el pasaje Colombo es requerido usualmente como escenario en
pel铆culas y avisos publicitarios, como sucede con el pasaje La Piedad del
barrio de San Nicol谩s.
 



                                                                                  



                                                
                                                                   Norberto
Alonso










Compartir nota en las redes sociales Enviar Imprimir

Dejanos tu comentario