Porte√Īas | Por los alrededores del barrio

Ciencia en pandemia

Ya se produjeron m√°s de un mill√≥n de test ‚ÄúCOVIDAR‚ÄĚ que miden anticuerpos generados contra el coronavirus. Fue desarrollado por cient√≠ficas y cient√≠ficos de la Fundaci√≥n Instituto Leloir que trabajan en su sede de Parque Centenario y del Conicet. Los tests se usan con varios fines, incluyendo el control de la transmisi√≥n en barrios, el cuidado del personal de salud, vigilancia en personal de geri√°tricos, selecci√≥n de donantes de plasma para terapias y para estudios cl√≠nicos. Los kits se distribuyen a hospitales por medio de ministerios de salud de todo el pa√≠s y a distintos centros de salud p√ļblicos y privados.
Buenos Aires, 12 de enero de 2021. Los test serol√≥gicos argentinos para COVID-19, ‚ÄúCOVIDAR‚ÄĚ, desarrollados por  cient√≠ficos de la Fundaci√≥n Instituto Leloir (FIL) y del CONICET, con la participaci√≥n del Laboratorio Lemos, alcanzaron al terminar el a√Īo una producci√≥n de 1.100.000 determinaciones y hasta la fecha se distribuyeron 800.000.

En tiempo r√©cord y en el marco de la ‚ÄúUnidad COVID-19‚ÄĚ, impulsada por el Ministerio de Ciencia y el CONICET, los investigadores de la FIL lograron desarrollar los kits ‚ÄúCOVIDAR IgG e IgM‚ÄĚ. ‚ÄúEstos kits se usan para determinar la presencia de anticuerpos espec√≠ficos contra el coronavirus y permiten definir si una persona est√° o estuvo infectada en el pasado. La producci√≥n a gran escala de los kits se logr√≥ gracias al enorme trabajo y aporte del Laboratorio Lemos que mantuvo el nivel de producci√≥n sin fines de lucro, lo que permiti√≥ (cubriendo los costos) realizar donaciones a todo el pa√≠s. Este desarrollo, que cuenta desde mayo con la aprobaci√≥n de la ANMAT, nos independiza de tener que importar estos insumos costosos‚ÄĚ, afirm√≥ Andrea Gamarnik, l√≠der del proyecto COVIDAR, jefa del Laboratorio de Virolog√≠a Molecular de la FIL e investigadora superior del CONICET.

Los kits se est√°n empleando con m√ļltiples aplicaciones en todo el pa√≠s: para evaluar la evoluci√≥n de la pandemia, el control de la transmisi√≥n en barrios, el cuidado del personal de la salud,  vigilancia en personal de geri√°tricos y residencias, selecci√≥n de plasmas de donantes y para diversos estudios cl√≠nicos con el fin de entender c√≥mo es la respuesta inmune en personas infectadas con el nuevo coronavirus.

El 25% de los kits (distribuidos hasta ahora) se destin√≥ a la ciudad de Buenos Aires, un 40% a la Provincia de Buenos Aires, 10% a la Provincia de C√≥rdoba, un 5% a la Provincia de Santa Fe,  4%  a Jujuy, 4% a R√≠o Negro y el resto a otras provincias del pa√≠s.

‚ÄúEl desarrollo de los kits serol√≥gicos fue una experiencia in√©dita que traz√≥ una nueva forma de trabajo colaborativo. Nos permiti√≥ establecer un nexo entre los laboratorios de investigaci√≥n del CONICET, profesionales de la salud en cientos de hospitales del pa√≠s, autoridades de salud, entes regulatorios y procesos productivos, hasta llegar a la utilizaci√≥n de los kits en la poblaci√≥n. El √©xito de este proyecto debe servir de aprendizaje para extrapolarlo a otras problem√°ticas de enfermedades infecciosas locales‚ÄĚ, puntualiz√≥ Gamarnik. Y agreg√≥: ‚ÄúAdem√°s de continuar produciendo y distribuyendo los kits, el grupo COVIDAR abord√≥ nuevos desaf√≠os. Actualmente nos encontramos trabajando en el desarrollo de nuevos ensayos diagn√≥sticos para COVID-19 en distintos proyectos, incluyendo el estudio de la respuesta inmune frente a las vacunas‚ÄĚ.

El test COVIDAR se us√≥ para estudios de seroprevalencia en distintos puntos del pa√≠s como el que determin√≥ que hasta comienzos de noviembre cerca del 14% de los porte√Īos tuvieron COVID-19. Tambi√©n fueron √ļtiles para identificar a los donantes de plasmas en investigaciones realizadas por el Hospital Italiano y la Fundaci√≥n INFANT. 

En esa l√≠nea, los estudios liderados por la Fundaci√≥n INFANT indicaron que la aplicaci√≥n temprana de plasma de convaleciente con altos niveles de anticuerpos disminuye un 60 % la posibilidad de que los pacientes con COVID-19 agraven su condici√≥n. 

Con el fin de emplear los plasmas como posible terapia, el grupo COVIDAR elaboró protocolos estandarizados que permiten la selección de donantes de plasma en forma descentralizada, en los lugares donde deben aplicarse.

En el contexto de la emergencia sanitaria, en el mes de septiembre pasado la FIL puso en marcha un nuevo laboratorio con el fin de poder realizar estudios de vigilancia activa en geri√°tricos y otras instituciones cerradas por medio de los ensayos serol√≥gicos. Desde entonces dicho laboratorio ha procesado de manera gratuita m√°s de 17.000 muestras y ha identificado a tiempo focos de casos asintom√°ticos en diversos geri√°tricos, contribuyendo al cuidado de los sectores m√°s sensibles. Recientemente  PAMI y la FIL firmaron un convenio de colaboraci√≥n para profundizar este trabajo en forma conjunta.

‚ÄúEste a√Īo tuvimos que cambiar de planes de un momento para otro. Un grupo amplio de investigadores y becarios de FIL se propuso generar herramientas robustas para medir anticuerpos contra COVID-19 y lo lograron‚ÄĚ, afirm√≥ √Āngeles Zorreguieta, directora de la FIL e investigadora del CONICET. ‚ÄĚFue una experiencia √ļnica que nos demuestra que somos capaces de responder a situaciones sanitarias cr√≠ticas, gracias a la capacidad y el enorme compromiso de nuestros investigadores, becarios y personal de apoyo‚ÄĚ, agreg√≥.

‚ÄúQueda mucho trabajo por delante. La circulaci√≥n del nuevo coronavirus est√° en pleno aumento en nuestro pa√≠s y, si bien se comenz√≥ el plan de vacunaci√≥n, debemos doblar los esfuerzos para evitar los contagios. Seguir rastreando, testeando y aislando en este momento sigue siendo imperativo‚ÄĚ, subray√≥ Gamarnik.

El  grupo COVIDAR tambi√©n est√° formado por Marcelo Yanovsky y Julio Caramelo, jefes de laboratorio de la FIL; doctorandos y j√≥venes doctores que integran el grupo de Gamarnik: Mar√≠a Mora Gonz√°lez L√≥pez Ledesma, Horacio Mart√≠n Pallar√©s, Diego Ojeda, Guadalupe Costa Navarro y Lautaro S√°nchez; Jorge Carradori, del Laboratorio Lemos, y Diego √Ālvarez, del CONICET y del Instituto de Investigaciones Biotecnol√≥gicas (IIB) de la UNSAM.

El laboratorio de vigilancia serol√≥gica de la FIL est√° coordinado por Andr√©s Rossi con la colaboraci√≥n de Anabel √Ālvarez Juli√°, y tambi√©n lo integran Natal√≠ Rasetto, Corina Garc√≠a, Shirley Wenker, Lila Ramis, Magal√≠ Bialer, Mar√≠a Jos√© de Leone, Esteban Hernando, Santiago Sosa, Luciana Bianchimano, Maximiliano Katz y Mar√≠a Soledad Treffinger.

El proyecto COVIDAR también recibió el apoyo del Fondo para la Convergencia del Mercosur (FOCEM), la Fundación Williams y la Asociación Civil SAND.


Compartir nota en las redes sociales Enviar Imprimir

Dejanos tu comentario