Porteñas | Alquileres al alza

En Balvanera suben más

La Dirección General de Estadísticas y Censos porteña, con oficinas en Comuna 3, informó que los alquileres siguen incrementándose en la Ciudad, aunque más despacio que el costo de vida. En promedio, en los últimos doce meses los alquileres en los barrios porteños aumentaron más del 34%. Pero Balvanera y Villa Devoto resultaron los barrios de mayor incremento interanual (43,5% y 40,5%, respectivamente).
Buenos Aires, 11 de junio de 2019. Aunque solo el 30 por ciento de las familias inquilinas porteñas supera la línea de pobreza, los valores de las locaciones siguen ajustándose, al igual que los servicios públicos con precios regulados por el estado. Tener un techo donde descansar y reponer esfuerzos significó afrontar un aumento, en promedio, de más del 34 por ciento. Pero no todos igual. Las viviendas más chicas, que ocupan quienes tiene menores ingresos o viven solos, subieron más. En efecto, los monoambientes incrementaron el valor de su alquiler un 34,4 por ciento, mientras que los departamentos de dos ambientes costaron, en promedio, 33,9 por ciento más que el primer trimestre del 2018 y las unidades de 3 ambientes, 25,6 por ciento.

Según lo informado, en términos interanuales, el incremento en el valor de los alquileres de los departamentos evidenció una aceleración con respecto al primer trimestre del año pasado. En el caso de los 2 y 3 ambientes esta suba fue de entre 2,8 y 0,7 puntos porcentuales respectivamente. Por otro lado, en cuanto a los monoambientes, el movimiento alcista fue más marcado aun cuando en el periodo previo se vio una desaceleración del -1,6%.

Sin embargo, según se señaló, el alza de estos precios en los alquileres de todas las unidades fue menor a lo proyectado por el Índice de Precios al Consumidor de la Ciudad de Buenos Aires. Este órgano estimaba que, en promedio, para los periodos de enero/marzo, se alcanzaría un 50,3% en términos interanuales. De esta forma y por tercer trimestre consecutivo, los alquileres se valorizan a un ritmo inferior al registrado por los precios al consumidor.

Los precios según el barrio

Los valores de las unidades en alquiler no sólo varían según el tamaño o los servicios de la unidad, sino de la ubicación y el barrio. Mientras que el valor promedio del monoambiente es de $10.213 para una unidad base de 30 m2., lo que se le pide al inquilino varía según el barrio en cuestión. Según el informe de la Dirección General de Estadísticas y Censos, los barrios que promediaron los valores de alquiler más elevados fueron Palermo ($11.717), Belgrano ($11.596) y Recoleta ($11.276). En el extremo opuesto, en cambio, se ubicaron Montserrat ($8.991) y Flores ($9.162). Es decir que existe una diferencia de más de tres mil pesos por sólo un par de cuadras de distancia.

El informe también evalúa el aumento, con relación al primer trimestre del 2019, en los alquileres de departamentos de dos o tres ambientes de la Ciudad. Según explica la Dirección -que toma en cuenta los valores registrados en el sitio Argenprop- en el segmento de 2 ambientes usados, los barrios que promediaron los mayores valores de alquiler fueron Palermo ($16.199), Núñez ($15.265) y Saavedra ($14.854); en tanto, Floresta ($11.318), Flores y Barracas ($11.644) mostraron los menores precios.

En la comparación por comunas, la brecha entre el alquiler máximo y el mínimo alcanzó el 52,5%. El precio más alto se registró en la Comuna 14 (Palermo) y el más bajo en la Comuna 9 (Liniers, Mataderos y Parque Avellaneda).

En términos de dinámica, Balvanera y Villa Devoto resultaron los barrios de mayor incremento interanual (43,5% y 40,5%, respectivamente) en los últimos 12 meses. Por el contrario, las menores subas se verificaron en Parque Chacabuco (29,8%) y Flores (30,2%).

Por su parte, los barrios que promediaron los mayores valores de alquiler para unidades de 3 ambientes usadas fueron Palermo ($23.463), Belgrano ($22.945) y Colegiales ($22.466); y los más accesibles fueron Balvanera ($16.964) y Flores ($17.153).

Estos valores ponen en evidencia la dificultad de los porteños para hacer frente a las subas, entre ellas, del alquiler. Según un reciente informe elaborado por la Defensoría del Pueblo, el 70 por ciento de las familias inquilinas de la Ciudad de Buenos Aires, una vez que cubren los gastos de la vivienda (incluido el alquiler y las expensas), queda por debajo de la línea de pobreza y el 50 por ciento, bajo la línea de indigencia.

En el informe se indica que solo el 30 por ciento de las familias inquilinas porteñas supera la línea de pobreza, en tanto que un 50 por ciento supera la línea de indigencia.

Compartir nota en las redes sociales Enviar Imprimir

Dejanos tu comentario