Comunales | Hospital Ramos Mejía

Renovarán quirófanos y terapia intensiva

El Ministerio de Salud de la Ciudad de Buenos Aires invertirá más de $117.000.000 en la renovación de áreas críticas del hospital de Balvanera. Los trabajos durarán 900 días. Es después de reclamos vecinales por la deficiente atención, la falta de personal, insumos, medicamentos e instrumental. Las pésimas condiciones laborales hace que sectores hasta el 40% del personal está con licencia psiquiátrica.
Buenos Aires, 31 de octubre de 2017. El Ministerio de Salud de la Ciudad de Buenos Aires inform√≥ que va a remodelar el √°rea de terapia intensiva y los quir√≥fanos del Hospital Ramos Mej√≠a, ubicado en la esquina de Urquiza y M√©xico en el barrio porte√Īo de Balvanera (Comuna 3). Hay un presupuesto oficial de $117.856.483,85 y los trabajos se extender√°n a lo largo de 900 d√≠as, seg√ļn fuentes oficiales.

Seg√ļn la Licitaci√≥n P√ļblica N¬ļ 1442/SIGAF/17, aparecida el jueves pasado en el Bolet√≠n Oficial porte√Īo, las obras incluyen la provisi√≥n de materiales, equipos y mano de obra especializada. El 30 de noviembre se sabr√° el nombre de la empresa elegida.

Las problem√°ticas en estas √°reas del hospital fueron denunciadas meses atr√°s por vecinos de Balvanera. Distintas agrupaciones locales, entre ellas Manzana 66, han hecho a fines de junio una recorrida con el defensor adjunto Arturo Pozzali. La visita tuvo lugar a fines de junio y el defensor tuvo oportunidad de constatar el estado de abandono en el que se encontraba el Hospital. El Dr. Alejandro Mu√Īoz, entonces director del hospital y que lo acompa√Ī√≥ en la recorrida, se√Īal√≥ en la ocasi√≥n que la falta de medicamento cada vez era mas frecuente, que la guardia del hospital est√° en un estado preocupante y la sala de espera se encuentra colapsada por el tiempo de espera, por lo que no es extra√Īo que ocurran hechos de violencia.

Entre los problemas m√°s significativos del hospital, informaba la Defensor√≠a, se pueden se√Īalar la falta de funcionamiento de los tom√≥grafos y de 6 de los 12 quir√≥fanos, la demora de hasta un a√Īo en el otorgamiento de turnos de ecograf√≠a, la falta de mesas de anestesia y anestesistas. Sumado a esto, los ba√Īos para los pacientes se encuentran en p√©simo estado, sin techo y con paredes con humedad.

Arturo Pozzali se puso a disposición de los trabajadores del hospital para trabajar en conjunto y conseguir los recursos que necesiten. "Como ha ocurrido con anterioridad encontramos un hospital víctima de un virtual abandono" manifestó el Defensor adjunto.

En agosto Alejandro Mu√Īoz renunci√≥ a la direcci√≥n del Hospital Ramos Mej√≠a. Fue la segunda dimisi√≥n en cinco meses, antes hab√≠a dimitido Eduardo Seoane.

Ese mismo mes el Gobierno porte√Īo hizo el llamado a la Licitaci√≥n P√ļblica N¬į 401-08767-LPU17 sobre la ‚Äúprovisi√≥n de equipos y equipamiento m√©dico con destino a √°reas cr√≠ticas de diversos hospitales‚ÄĚ. Entre ellos se menciona al Ramos Mej√≠a.

El Hospital, uno de los m√°s importantes de la Ciudad, presenta variadas problem√°ticas, entre las que se destacan los largos tiempos de espera, la falta de m√©dicos y la inseguridad. Los vecinos se√Īalan que "La guardia tiene mucho tiempo de espera. Para ir a la guardia hay que venir con la ambulancia, sino no te atienden por cuestiones simples. Para sacar turnos de consultorios externos hay que llamar al 147 o ir a las 4 de la ma√Īana. Los m√©dicos del 107 son los de guardia, si hay muchos llamados se ve perjudicada la atenci√≥n de la guardia".

También reprochaban que cuando los pacientes están muy graves "los médicos no están". "Los enfermeros están todos agrupados en un sector y nadie te responde. Los fines de semana es peor sumado a los casos que vienen por casos de drogadicción, borrachos. Falta de medicamentos, insumos e instrumental. No hay teléfonos en las salas, porque todos se manejan con celular. Los teléfonos de las salas no funcionan", enumeraban.

"En la guardia no hay suficientes sillas de ruedas, los pacientes no se pueden trasladar, se roban las sillas. Nunca dan ambos para los trabajadores. No hay ba√Īos p√ļblicos, solo adelante, y muchas veces est√° clausurado, la gente no tiene donde hacer sus necesidades. Hay otro ba√Īo en cardiolog√≠a pero no funciona", agregaban. "La inseguridad es grave. Se roban entre pacientes, entra gente en traumatolog√≠a, en hematolog√≠a. Es tierra de nadie de noche o fin de semana", alertaban.

"El tomógrafo funciona de a ratos, siempre le pasa algo. La sección mantenimiento está en pésimo estado. Funcionan 6 quirófanos de 12. El 40% del personal de neonatología está con parte médico psiquiátrico. Faltan médicos clínicos, anestesistas, camilleros, personal administrativo. Se necesita arcos de seguridad y más personal de seguridad. Hay residentes haciendo de camilleros", sumaban sobre problemas.



Compartir nota en las redes sociales Enviar Imprimir

Dejanos tu comentario