Editorial | Nota editorial

El f√ļtbol del ascenso

Los porte√Īos suelen pensar que son el pa√≠s. Es una vieja costumbre. En parte, alimentada por la gesta de Mayo. Pero que madur√≥ con Mitre, quien dise√Ī√≥ un pa√≠s a la medida de Buenos Aires. La orgullosa Reina del Plata, cuyos dominios se extend√≠an por encima de todo el pa√≠s interior y m√°s all√°. Por Gerardo Codina Buenos Aires,10 de junio de 2013. Nuestra Plaza 11 de setiembre de 1852 recuerda la gestaci√≥n de aquella concepci√≥n que impuso los intereses de Buenos Aires sobre los de la Naci√≥n, reescribi√≥ la historia fresca de la patria para ajustarla a su doctrina y construy√≥ una tribuna para ella desde donde todav√≠a se expresa el diario llamado precisa pero equ√≠vocamente, La Naci√≥n.

Algunos de estos efluvios inspiran las acciones √ļltimas de nuestro Jefe de Gobierno en su campa√Īa para lograr el ascenso a la Primera Nacional. Como en 1852, Buenos Aires descree de las ¬ďautoritarias¬Ē mayor√≠as nacionales y trata de imponer sus propias leyes, desconociendo las facultades propias del estado federal.

As√≠ nacen el INDEC propio, un ins√≥lito decreto de necesidad y urgencia sobre libertad de expresi√≥n ante rumores lanzados por la corporaci√≥n medi√°tica y un ministerio de relaciones con las provincias que usa el dinero de la ciudad para sostener la campa√Īa presidencial de Mauricio Macri.

Corto de tiempo y de construcci√≥n pol√≠tica m√°s all√° de la Avenida General Paz, el ingeniero trata de suplir sus debilidades con artificios y gestos autoritarios, dirigidos sobre todo al consumo masivo de la audiencia televisiva. El fracaso de su intento de alianza con los sectores del PJ tradicional remisos a encolumnarse bajo la conducci√≥n de Cristina Fern√°ndez, lo ha obligado a extremar las piruetas que ensaya para mostrarse como el m√°s decidido opositor real. Todo con la ilusi√≥n de ser en 2015 el √ļnico que emerja con chances para expresar a las variopintas oposiciones que tiene el peronismo realmente existente.

No pudo con Lavagna, que tiene sus propias aspiraciones. Ya hab√≠a fracasado con De Narv√°ez. Pero conserva sus ilusiones. Sin arriesgarse a probar su propia envergadura electoral en octubre, tiene alfiles con los que jugar en dos de los cuatro mayores distritos del pa√≠s: Capital Federal y Santa Fe. Gabriela Michetti parece n√ļmero puesto en la primera y Miguel del Sel es su favorito para la provincia litorale√Īa.

Si ambos ganaran, el PRO quedar√≠a en las mejores condiciones como para tener la voz de mando en una futura alianza con el pejotismo de derecha. Al fin y al cabo un triunfo de De la Sota ratificar√≠a a √©ste como caudillo cordob√©s, pero no le dar√≠a necesariamente preeminencia sobre De Narv√°ez, que a su vez todav√≠a tiene que mostrar que es capaz de repetir la haza√Īa de 2009 en territorio bonaerense.

Sin embargo, nada es seguro. En principio, habrá pelea en Santa Fe. La proyección de Rossi al gabinete nacional, despeja el camino de los mejores campeones electorales que puede exhibir el kirchnerismo en aquella provincia. Jorge Obeid u otra dama, María Eugenia Bielsa, son capaces de arruinarle la fiesta al ex Midachi.

En Capital las cosas parecen más predecibles, pero no son mejores. Nadie anticipa hoy que Michetti salga tercera. Pero Carrió no le disputa votos a Filmus. Su alianza con Solanas le ha servido para relanzarse como figura local, aunque despellejando al cineasta, que se ha quedado solo.

En este escenario se potencian los votos kirchneristas, que no serán mayoría pero tienen la ventaja de ser compactos, contar una jefatura indiscutida y de estar convencidos, movilizados y organizados para disputar palmo a palmo unas elecciones en las que, todos lo saben, mucho se juega del futuro inmediato y mediato de nuestro pueblo.

Compartir nota en las redes sociales Enviar Imprimir

Dejanos tu comentario