Comunales | Primero de Mayo

La plaza que fue cementerio

En una extensa nota, el diario la Naci贸n recuerda la historia de la Plaza Primero de Mayo, -ubicada en la manzana de Pasco, Hip贸lito Yrigoyen, Pichincha y Alsina, aunque el frente sobre Pichicncha esta ocupado por una franja edificada-. All铆 se inaugur贸 en 茅poca de Rosas, el segundo cementerio destinado a las personas que no comulgaban la fe cat贸lica, llamado por eso, "de disidentes". Funcion贸 desde 1833 hasta 1890, cuando la mayor parte de los restos fueron trasladados al reci茅n inaugurado Cementerio de Chacarita, creado a causa de la epidemia de fiebre amarilla.
Buenos Aires, 2 de agosto de 2022. La nota del colega Donato del Blanco ubica la historia de este solar, entre los misterios porte帽os, a la par que lo consigna como麓uno de los atractivos tur铆sticos de Balvanera. Lo cierto es que por la proximidad del casco hist贸rico de la primitiva Buenos Aires, la zona siempre estuvo habitada los 煤ltimos trescientos a帽os y cada 茅poca le agreg贸 una historia que merece preservarse en la memoria colectiva.

Un dato trascendente que aporta La Naci贸n, es que en la Plaza permanecen los restos de la que fuera en vida esposa de nuestro reconocido Almirante Guillermo Brown, padre fundador de la Marina de Guerra nacional y uno de los destacados pr贸ceres de nuestra independencia. Elizabeth Chitty de Brown, inglesa y practicante anglicana que, desde el 28 de julio de 1868 descansa en ese lugar, ya que, como muchos otros, no profesaba la fe cat贸lica. Cosas de la religi贸n y de la 茅poca, los restos del Almirante fueron enterrados, en cambio, junto con los de su hijo en el Cementerio de la Recoleta. Como una manera de recordarla, la Liga Naval Argentina realiz贸, junto con las autoridades de la Comuna 3, una ceremonia en abril de este a帽o en la que colocaron una placa para homenajearla.

Dice del Blanco en su nota "En Buenos Aires hay cientos de rincones, espacios y edificios con una historia especial que atrapa a cada persona que los visita. Entre los 48 barrios que componen la Ciudad de Buenos Aires, Balvanera incluye un escenario m谩s que tur铆stico: es donde se encuentra el Museo del Agua, la parroquia Nuestra Se帽ora de Balvanera o la popular estatua de Olmedo y Portales. Sin embargo, la reconocida plaza Primero de Mayo -ubicada en la manzana de Pasco, Hip贸lito Yrigoyen, Pichincha y Alsina- esconde una peculiar curiosidad: lo que hoy se ve como un espacio verde y natural, d茅cadas atr谩s fue nada m谩s y nada menos que un cementerio."

Y agreg贸 "De los Disidentes. Ese fue el nombre que llev贸 aquella necr贸polis que se inaugur贸 en 1833, con el objetivo de que todo aquel que no profesaba la religi贸n cat贸lica, ya sea por no estar de acuerdo con sus creencias o por permanecer a otra colectividad, tenga su propio lugar de sepultura. 麓En las primeras d茅cadas del siglo XIX hab铆a una gran cantidad de habitantes en la ciudad que practicaban la religi贸n cat贸lica apost贸lica romana. Por eso, a los que no estaban de acuerdo, se los separaba. El problema era que no ten铆an un lugar propio, ya que la imposici贸n de la 茅poca era que no pod铆an ser inhumados en los lugares que eran consagrados, es decir, en los templos cat贸licos麓, explic贸 a del Blanco la titular de la Junta Comunal 3, Silvia Collin, quien se encuentra a cargo de los espacios verdes del barrio.




Compartir nota en las redes sociales Enviar Imprimir

Dejanos tu comentario