Comunales | Un rinc贸n de Balvanera

Vuelve el pulso del Abasto

La reapertura hace dos semanas del centro comercial, con las limitaciones que impone la pandemia que sufrimos, rescata la vitalidad de un rinc贸n del barrio de Balvanera que ha dado identidad a la ciudad. Recorrer la historia de ese rinc贸n porte帽o asociado para siempre a su mayor cantor, es pasar revista a las diferentes etapas de un mercado que le cambi貌 la vida a lo largo de los 煤ltimos 130 a帽os.
Buenos Aires, 27 de octubre de 2020. La zona toma su nombre del antiguo Mercado de Abasto ubicado en Corrientes al 3200. No fue el primer mercado de la ciudad. Hasta finales del 1800, funcionaba el Mercado Modelo, frente a la Plaza Lorea, que junto con otros edificios fue demolido para ensanchar la Avenida de Mayo. Entonces los hermanos Devoto, quienes  ten铆an terrenos en el barrio de Balvanera, solicitaron el permiso para construir un mercado de abastecimiento. 

As铆 fue como el 8 de enero de 1889 se autoriz贸 la construcci贸n del Mercado Central de Abasto "en el terreno situado en las calles de Corrientes, Gral. Lavalle, Anchorena y Laprida, cuya 谩rea se compone de 25 mil metros cuadrados". Al mismo tiempo se form贸 la Sociedad An贸nima Mercado de Abasto Proveedor (fundada por los puesteros del demolido Mercado Modelo), que compr贸 los terrenos y el permiso para construir. Luego de tres a帽os, en 1893 se inaugur贸 la primer parte de 1300m2. En 1903 se ampli贸 con el frigor铆fico y la f谩brica de hielo. En 1928 se inaugur贸 un anexo para la venta minorista. En 1933 el enlace con el subterr谩neo de la l铆nea B permiti贸 llegar con los vagones de carga del Ferrocarril al subsuelo del Mercado.

Con el aumento de la poblaci贸n porte帽a y los cambios en las tecnolog铆as, el viejo Mercado tuvo que reinventarse. La demanda existente en la ciudad requer铆a la construcci贸n de nuevos mercados y la ampliaci贸n de los ya existentes, por lo que se decidi贸 la construcci贸n de un nuevo mercado en la manzana donde funcionaba el viejo. El nuevo mercado fue dise帽ado por el arquitecto esloveno Viktor Sul膷i膷, el mismo de la Bombonera, que hab矛a emigrado al pa铆s y hecho sus estudios de arquitectura en Florencia y Bolonia, en Italia. 

Si los antiguos edificios se inspiraban en Les Halles de Par铆s, el dise帽o del gran edificio realizado por Sul膷i膷 era un muy original art deco con visos de brutalismo, y fue proyectado y dirigido por el estudio Delpini-Sulcic-Bes, al cual aquel pertenec铆a. La construcci贸n fue realizada por la empresa constructora Arienti y Maisterra, que construir铆a varios edificios emblem谩ticos de Buenos Aires. El 28 de diciembre de 1931 fue colocada la piedra fundamental y fue reinaugurado el 24 de marzo de 1934, contando con una superficie de 44 000 m虏, acceso para tren y estacionamientos subterr谩neos.

Se combinaron 5 b贸vedas casetonadas de hormig贸n armado (la central de mayor altura) perpendiculares a la Av. Corrientes, con otras secundarias hacia Anchorena y Ag眉ero. La nave central tambi茅n sobresale por ser el centro del eje de simetr铆a de todo el edificio adem谩s de ser el acceso principal, que pasaron a ser una de las postales m谩s representativas de nuestra ciudad. Lo m谩s innovador fue el techo donde colocaron vidrios sobre los casetonados de hormig贸n armado, la estructura de vidrio armado forma b贸vedas que no s贸lo permiten el ingreso de luz sino tambi茅n funcionan como aislamiento t茅rmico. Las plantas de grandes superficies y flexibles con cubiertas livianas, reflejan el proceso de modernizaci贸n de la 茅poca. 

Las exigencias higienistas se tuvieron en cuenta y por eso todos los puestos minoristas de la planta alta tuvieron armazones de hierro enchapados en acero que aseguraron la limpieza de los locales. Pero lo m谩s importante fueron los sistemas electro-magn茅ticos, colocados en los ventanales de la fachada que permit铆an regular la ventilaci贸n y los sistemas de extractores que permit铆an renovar el aire. Con esta ampliaci贸n, la zona se revitaliza, integrando las actividades del mercado con el ocio (teatro, juegos de naipes, bochas) y la gastronom铆a del barrio y un gran repertorio de dep贸sitos de mercader铆as a su alrededor, que gestionaban los puesteros del Mercado, configurando un fresco multitudinario del pueblo de la ciudad. Hasta el punto que asumi貌 el rol de gran protagonista de una trascendente pel矛cula argentina. En 1955 se film贸 la pel铆cula "Mercado de Abasto" dentro del mercado, protagonizada por Pepe Arias y una Tita Merello antol贸gica.

El fin de una etapa

El 9 de septiembre de 1971 el gobierno nacional promulg贸 una ley de fomento del establecimiento de mercados mayoristas de productos perecederos, estableciendo la creaci贸n de un Mercado Central 煤nico con el monopolio de comercializaci贸n mayorista de art铆culos alimenticios de primera necesidad para la Capital Federal y 25 partidos del Gran Buenos Aires. Sobre la base de esto, la municipalidad promulg贸 la ordenanza 37282, que indicaba que a partir del 1潞 de diciembre de 1982 deber铆an cesar en sus actividades los siete mercados mayoristas que operaban dentro de la jurisdicci贸n municipal, incluyendo el Mercado de Abasto Proveedor.

As铆 fue como en 1984 se cerr贸 el Mercado de Abasto definitivamente. Al a帽o siguiente fue declarado Patrimonio Cultural de la Ciudad para impedir su demolici贸n ya que por esa zona se iba a construir la AU3 seg煤n el plan de autopistas urbanas de Cacciatore. En 1987 se inici贸 la obra para un centro comercial en el edificio nuevo y un centro cultural en el viejo, pero la hiperinflaci贸n de 1989 fren贸 todo. La crisis se agudiz贸 y el barrio qued贸 semi-abandonado. En 1993 se trataron de rematar las acciones de la Sociedad An贸nima Mercado de Abasto Proveedor sin 茅xito, hasta que en 1995 la empresa IRSA las compr贸 y convirti贸 en 1998 el viejo Mercado de Abasto en el nuevo centro comercial Abasto Shopping.

Para esta nueva etapa hubo una importante remodelaci贸n. Modificaron los dos edificios del antiguo Mercado de Abasto y construyeron uno nuevo para conectarlos. El m谩s antiguo con una estructura de mamposter铆a y hierro con techos de chapa que data de 1893 est谩 sobre el frente de la calle Lavalle. El otro con una estructura de hormig贸n armado con b贸vedas de estilo art dec贸 que forma la fachada principal sobre la Avenida Corrientes. Se demolieron los interiores y conservaron las naves casetonadas y los muros perimetrales. Se construy贸 uno nuevo que funciona como puente entre las dos construcciones antiguas, con una fachada vidriada y dos plazas secas con escalinatas (una sobre la calle Ag眉ero y la otra sobre Anchorena). Se rehabilit贸 la conexi贸n con el subte permitiendo acceder f谩cilmente, incluso los d铆as de lluvia, a los 120.000m2 de un moderno centro de compras con locales comerciales, cines, sectores de entretenimiento, patio de comidas, plaza seca, entre otros. As铆 la zona recuper贸 nuevamente su brillo y el Abasto se transform贸 otra vez en un centro cultural, tur铆stico y recreativo.


Compartir nota en las redes sociales Enviar Imprimir

Dejanos tu comentario