Comunales | Balvanera en riesgo

Entre los más afectados

Los barrios de Flores, Retiro, Barracas, Lugano y Balvanera concentran la mitad de los infectados por el coronavirus en la ciudad. Para las autoridades sanitarias la prevalencia en estos barrios está asociada al hacinamiento. "En Balvanera tenés cerca de 150 hoteles, inquilinatos y viviendas colectivas donde se comparte baño y comedor. Donde detectamos uno o dos casos vienen muchísimos más. Lo mismo sucedió en los conventillos de La Boca. Las condiciones de hacinamiento son uno de los factores de riesgo más importantes”, analizó Gabriel Battistella, Subsecretarío de Atención Primaria, Ambulatoria y Comunitaria del Ministerio de Salud porteño, entrevistado en Radio Gráfica.
Buenos Aires, 30 de junio de 2020. El 50 por ciento de los casos positivos de coronavirus en la Ciudad, se concentra en cinco barrios porteños: Flores, Retiro, Barracas, Villa Lugano y Balvanera. Entre nosotros, la cantidad de afectados pasó de 891 a 1323 en una semana. Un incremento de 50% en una semana! San Cristóbal cuyo aniversario se cumplió el domingo pasado, siguió una curva similar. Tenía 275 afectados el 19 de junio y una semana más tarde sumaba 371. 

Como es sabido, la ciudad concentra el 43% de los casos de todo el país y por mucho tiempo ha sido el distrito más castigado. Sin embargo, la distribución no es homogénea. Solo cinco de los 48 barrios porteños concentran el 50% del total de infectados locales.

Los barrios de Flores (3675), Retiro (2927), Barracas (1833), Villa Lugano (1627) y Balvanera (1323) son los más afectados. El estudio se basó en la información publicada en el Boletín Epidemiológico Semanal (BES) del ministerio de Salud porteño y contempla los casos desde el 3 de marzo -cuando se confirmó el primer positivo en CABA- hasta el 25 de junio, cuando el total de infectados era 22.932.

Operativo DetectAR

El aumento de la curva de casos de Covid-19 en los barrios populares de la ciudad motivó la implementación del Plan DetectAr en diversos barrios porteños. El objetivo del mismo es identificar contactos estrechos convivientes de personas confirmadas con COVID-19, hacer un seguimiento sostenido y mitigar la contagiosidad del virus. El Dr. Gabriel Battistella, subsecretario de Atención Primaria, Ambulatoria y Comunitaria del gobierno porteño, analizó en Radio Gráfica la puesta en marcha del Plan DetectAR, vital para la detección temprana del Covid-19 en los barrios populares.

Battistella, encargado del operativo, evaluó la estrategia del programa: “Vimos un aumento de los casos en los barrios vulnerables y comenzamos la experiencia en Barrio 31. Hicimos un abordaje entre los contactos estrechos de las personas enfermas para hacer un aislamiento y cortar la cadena de transmisión. El Plan comenzó a principios de mayo y nuestro primer diagnóstico fueron 150 casos diarios”.

El funcionario del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires contó la experiencia de implementar el operativo en los barrios vulnerables de la ciudad. “El principal problema siempre es el hacinamiento. Ante pequeños síntomas no esperamos la idea de un caso sospechoso ya que muchos de ellos nos terminaban dando positivo. La misma definición de Caso sospechoso lo modificó esta experiencia. Actualmente existe una curva amesetada pero hace tres o cuatro semanas comenzó a acrecentarse los casos positivos en la ciudad y definimos hacer la misma estrategia en los barrios de Balvanera, La Boca, Constitución, Almagro y Palermo. A medida que vamos viendo los casos nuevos vemos donde están aumentado y en base a eso implementamos el dispositivo”, precisó.

Consultado por el crecimiento de la curva de contagios, el responsable del DetectAr señaló que “los testeos arrojan curvas de crecimiento diversas según los barrios. En la 31 tenemos menos de 10 casos diarios pero creemos que puede volver a subir. Al día de hoy (23 de junio) realizamos 3.200 test con 1.700 positivos. En otros barrios, como la 1-11-14 el índice de positivos llega al 50%. En Barrio Carrillo y la 20, el porcentaje baja al 30%. Todos los barrios tienen diferentes curvas de positividad”.

“Palermo no es el barrio porteño con más casos pero está a la cabeza junto a Balvanera, Soldati, Pompeya y Flores. El principal problema son las condiciones de vivienda. En Balvanera tenés cerca de 150 hoteles, inquilinatos y viviendas colectivas donde se comparte baño y comedor. Donde detectamos uno o dos casos vienen muchísimos más. Lo mismo sucedió en los conventillos de La Boca. Las condiciones de hacinamiento son uno de los factores de riesgo más importantes”, analizó Battistella.

El facultativo remarcó la importancia de respetar la cuarentena: “Los medios de transporte hacen circular el virus. Por eso es importante que no se genere tanto intercambio porque son los grandes movimientos quienes generan más contagios”.

Respecto la ocupación de camas, que en la Ciudad de Buenos Aires está alrededor del 50%, consideró que “si seguimos contando con la colaboración de la población y se definen medidas en conjunto, podemos evitar una situación muy complicada. Son necesarias medidas restrictivas, continuar testeando y aislando. Esto permitirá el acompañamiento del sistema de salud a la pandemia. Ahora, si la población se cansó y toma conductas riesgosas, nos puede pasar como en Europa. Nosotros confiamos en la población y pondremos en estas dos semanas próximas todo el esfuerzo. Tenemos 400 camas en terapia intensiva disponibles y hoteles para seguir aislando. Pero todo lo que pase en las próximas dos o tres semanas depende de la combinación de factores“.


Compartir nota en las redes sociales Enviar Imprimir

Dejanos tu comentario