Comunales | Centro Gallego de Buenos Aires

Sin salida

Mientras en Espa帽a sospechan que hubo malversaci贸n de los recursos del Centro por parte de la administraci贸n judicial encargada de gestionarla, se espera que se concrete una propuesta privada para resolver la d铆ficl situaci贸n. Sin embargo marzo concluye y no surgen novedades que alienten expectativas favorables. Sospechan de maniobras de sectores del actual gobierno argentino para demorar el salvataje.
Buenos Aires, 19 de marzo de 2019. El 3 de este mes se publicaba en el portal espa帽ol El Confidencial la nota del corresponsal Pablo L贸pez Vigo en la que se anunciaba que "se confirman las sospechas de malversaci贸n en el Centro Gallego de Buenos Aires", las que aseguraban que hab铆an sido "ratificadas por el Embajada espa帽ola en Argentina.

La historia de este lento naufragio comenz贸 a acelerarse des que se hizo cargo de su gesti贸n "un interventor judicial nombrado en 2016 para sanear su econom铆a. Por supuesto, eso no solo no ha ocurrido, sino que las relaciones con las agrupaciones de socios se han deteriorado de forma notable, ahora dirimidas en los juzgados", afirma el autor de esa nota.

Y agrega: "La Embajada de Espa帽a en Argentina tiene conocimiento de ese clima de crispaci贸n y desconfianza. Confirma que las agrupaciones de socios han presentado "varias" denuncias penales contra el interventor, Mart铆n Moyano Barro, tanto por "malversaci贸n" como "por actuaciones que podr铆an calificarse como desmantelamiento". Son cargos que avanzan "muy lentamente", y que fueron replicados por Moyano con denuncias por calumnias a los acusadores. Pero la Embajada no tiene intenci贸n de intervenir. "Evidentemente, no tiene margen alguno de intervenci贸n en esto".

El mismo cuestionado interventor ha prometido que en marzo es posible que finalmente se concrete alguna propuesta de inversi贸n, para la compra o el gerenciamiento, tantas veces prometida pero nunca materializada. Tambi茅n el presidente electo pero no asumido del Centro Gallego, Ram贸n Su谩rez, coincide en que marzo ser谩 un mes decisivo "para bien o para mal", dice, "porque la entidad no resiste m谩s dilaciones".

De los 120.000 socios que hicieron de 茅l la entidad m谩s importante del mundo de estas caracter铆sticas solo quedan 4.000, mientras la galopante deuda se ha disparado hasta una cantidad que bordea los 80 millones de d贸lares. En septiembre del pasado a帽o, los socios apoyaron mayoritariamente a la candidatura de la Agrupaci贸n A Terra, que apuesta por deshacerse del inmueble de forma urgente como 煤nica soluci贸n a la agon铆a. Hab铆an iniciado conversaciones para ejercer la venta al gigante espa帽ol de la sanidad privada Ribera Salud, en alianza con la Fundaci贸n Favaloro, pero la operaci贸n se ha visto frustrada, entre otras razones por el propio proceso de quiebra que enfrenta la Fundaci贸n Favaloro.

Su谩rez advierte que 茅l nunca pudo tomar contacto con referentes del Grupo Rivera Salud, corporaci贸n, que seg煤n rumores, estaba firmemente interesada en comprar el Centro. Con quien s铆 se pudo contactar y conversar, el pasado mes de diciembre, explica, fue con "un grupo Inversor Olmos", que se origin贸 como gerenciador de obras sociales en Mendoza y ahora adem谩s es propietario del Grupo Cr贸nica, que acerc贸 una propuesta de gerenciamiento de la entidad. Pero hasta el este momento no hubo ninguna novedad.

Como consignaba el peri贸dico Cr贸nicas de la Emigraci贸n "tras reuniones con representantes de los socios del Centro; con 茅l (por Su谩rez) y con el Interventor judicial, el ansiado acuerdo parec铆a al alcance de la mano. Sin embargo, en el 煤ltimo momento, un llamado de alguna alta esfera del gobierno nacional habr铆a ordenado aplazar la operaci贸n, cont贸 Su谩rez".

El nuevo comp谩s de espera, se abri贸 con la promesa 鈥揳帽adi贸 Su谩rez鈥 de que el gobierno argentino habr铆a de aportar los recursos para pagar el sueldo a los empleados del centro, unos 400 trabajadores que ya llevan m谩s de 10 meses sin cobrar pero que persisten en sus puestos de trabajo con la esperanza de mantener el empleo si se concreta finalmente una operaci贸n de venta o de gerenciamiento de la entidad.

La promesa del Gobierno lleg贸 tarde y mal, dijo el directivo, porque de los 10 millones prometidos solo llegaron 3; lo que ocasion贸 que el sindicato de los trabajadores de la Sanidad tomara el hospital en se帽al de protesta. Los fondos procedentes de PAMI alcanzaron para pagar 6.200 pesos a cada empleado en actividad y la toma se levant贸, indic贸 Su谩rez.

Sin embargo, para los trabajadores que se acogieron al plan de retiro voluntario (unos 800) no hubo nada. Y, entonces, fueron ellos los que tomaron las instalaciones nuevamente en protesta por el incumplimiento de compromisos. Esta es s贸lo una de las dimensiones dolorosas del vaciamiento del Centro Gallego.


Compartir nota en las redes sociales Enviar Imprimir

Dejanos tu comentario