Comunales | Rep√ļblica Croma√Ī√≥n

Ser√° espacio de memoria

Como anticip√°bamos la semana pasada, se aprob√≥ en el Senado de la Naci√≥n la expropiaci√≥n del local Rep√ļblica de Croma√Ī√≥n. Fue por 60 votos a favor y uno en contra. El lugar pasar√° a ser un espacio de memoria. En el mismo habr√° una "muestra permanente" que refleje "la historia de lo all√≠ ocurrido", y se deber√° impulsar la organizaci√≥n de actividades culturales e informativas. La protecci√≥n por parte del Estado alcanzar√° al santuario que fue armado en homenaje a las v√≠ctimas sobre la calle Mitre.
Buenos Aires, 1¬ļ de noviembre de 2022. A casi 18 a√Īos de la masacre, el local bailable del barrio de Once en el cual murieron 194 personas por un incendio durante un recital en 2004 se convertir√° en un espacio para la memoria. Organizaciones de familiares y sobrevivientes esperan preservar all√≠ sus testimonios como testigos directos de la masacre y darles un lugar a las generaciones venideras.

En la noche del jueves pasado, el Senado de la Naci√≥n aprob√≥ la ley de expropiaci√≥n del local de Rep√ļblica de Croma√Ī√≥n, el espacio bailable en el cual 194 personas perdieron la vida por un incendio durante un recital en 2004, para que se convierta en un espacio para la memoria. Durante el tratamiento del proyecto sobrevivientes y familiares de las v√≠ctimas de "Croma√Ī√≥n" consideraron que servir√° para "saldar una deuda con la sociedad".

La norma sancionada obtuvo 60 votos a favor y uno en contra durante una sesi√≥n especial para declarar de "utilidad p√ļblica y sujeto a expropiaci√≥n" el inmueble ubicado en Bartolom√© Mitre 3038/78, donde funcion√≥ el boliche Rep√ļblica Croma√Ī√≥n para destinarlo "a la creaci√≥n de un espacio dedicado a la memoria de lo ocurrido el 30 de diciembre del 2004".

Es importante mencionar que la iniciativa estuvo frenada desde 2005, durante su consideraci√≥n en la Legislatura porte√Īa por la oposici√≥n del PRO y que, en esta oportunidad, tuvo un fuerte respaldo de todas las bancas, tanto la C√°mara de Diputados, donde el pasado 12 de octubre obtuvo media sanci√≥n, como este jueves √ļltimo en el Senado.

Por su parte, los familiares y sobrevivientes leyeron un comunicado donde se√Īalaron que "la expropiaci√≥n es la √ļnica forma de lograr que en Croma√Ī√≥n no haya otra cosa que un espacio para la memoria", y agregaron que "es un momento hist√≥rico para el conjunto de la sociedad".

Detalles del proyecto

Adem√°s, de la expropiaci√≥n y de la creaci√≥n de un espacio para la memoria, la norma tambi√©n sostiene que en el lugar haya una "muestra permanente" que refleje "la historia de lo all√≠ ocurrido", y se impulse la organizaci√≥n de actividades culturales e informativas. 

Por otro lado, establece la conservaci√≥n de los elementos testimoniales de la masacre al considerar que "hacen a su valor hist√≥rico-cultural y configuran la memoria hist√≥rica que se debe preservar", y remarca que "gozar√° de protecci√≥n por parte del Estado" el santuario que fue armado en homenaje a las v√≠ctimas sobre la calle Mitre. "Ante semejante masacre, por la cual fueron condenados tanto empresarios como funcionarios p√ļblicos por cohecho, es el Estado el cual debe garantizar las instancias reparatorias. Y entre dichas instancias, es indispensable que se garantice la Memoria Colectiva", expresaron los autores en su proyecto que ya fue sancionado y se convirti√≥ en ley.

En palabras de los familiares de las v√≠ctimas: ‚ÄúSu conservaci√≥n y su permanencia f√≠sica podr√° trascender nuestra propia existencia‚ÄĚ. ‚ÄúCuando la expropiaci√≥n de Croma√Ī√≥n sea Ley ser√° porque todas las fuerzas pol√≠ticas de nuestro pa√≠s coincidieron en la importancia de que no se olvide lo ocurrido el 30 de diciembre de 2004, para que Nunca M√°s se repita‚ÄĚ, dec√≠a Ra√ļl Morales, padre de Sof√≠a, mientras que el Senado debat√≠a la iniciativa que declara de utilidad p√ļblica y sujetos a expropiaci√≥n el local bailable de Balvanera. Y as√≠ fue. Horas m√°s tarde la norma obtuvo 60 votos a favor y uno en contra para convertir el inmueble en un espacio para la Memoria Colectiva.

Entre abrazos y l√°grimas, organizaciones de los familiares y sobrevivientes, portando fotos de las v√≠ctimas, acompa√Īaron los discursos desde los balcones del recinto parlamentario con mucha atenci√≥n el pasado jueves por la tarde. A la espera de la aprobaci√≥n, otro grupo de personas ligadas a la masacre aguardaba en la esquina de Hip√≥lito Yrigoyen y Avenida Entre R√≠os. All√≠ tampoco faltaron los abrazos entre quienes se reencontraban despu√©s de mucho tiempo y tampoco las im√°genes y banderas en homenaje a los fallecidos que colgaron en las inmediaciones del Congreso. 

Morales perdi√≥ a su hija esa no¬≠che de fin de a√Īo cuando la joven fue con sus hermanos y amigos al recital de Callejeros. Momentos previos a que se sancionara la ley, habl√≥ de una nueva etapa de lucha que lleva casi 18 a√Īos de ‚Äúgolpear un sinf√≠n de puertas, de las m√°s diversas, de todos los sectores de la administraci√≥n p√ļblica que puedan imaginarse y para cada entrevista o reuni√≥n nos hemos tenido que preparar, investigando, escribiendo, acordando y tambi√©n trazando nuestros objetivos. Destinamos horas de trabajo en la construcci√≥n de consensos, porque estamos convencidos y convencidas de que este proceso debe tener fuertes cimientos para construir colectivamente‚ÄĚ. 

La historia de una lucha

El edificio pertenec√≠a a la sociedad ‚ÄúNueva Zarelux‚ÄĚ, cuyo due√Īo es Rafael Levy -el mismo propietario que al momento del incendio-, y fue restituido en octubre del 2018 por decisi√≥n del Tribunal Oral Criminal 24.

‚ÄúDicha devoluci√≥n no fue correctamente notificada a familiares y sobrevivientes impidiendo la posibilidad de retirar del lugar numerosas pertenencias, tanto de v√≠ctimas sobrevivientes como de las v√≠ctimas fatales‚ÄĚ, agrega Morales que apunta que, dentro de Croma√Ī√≥n, quedaron diversos objetos como ‚Äúzapatillas, documentos, billeteras, banderas -hasta una bicicleta- de alt√≠simo valor simb√≥lico y afectivo que no s√≥lo no fueron devueltos, sino que fueron desechados por empleados de Rafael Levy‚ÄĚ.

Al recibir la noticia de que las llaves de Croma√Ī√≥n volver√≠an a las manos de Levy, familiares y sobrevivientes decidieron interpelar a distintas instituciones con el objetivo de que el establecimiento no funcionara otra cosa que no fuera un Espacio para la Memoria. Por esa raz√≥n, ‚Äúinmediatamente entendimos que la expropiaci√≥n era la √ļnica forma de lograrlo‚ÄĚ.

El largo camino comenz√≥ en la Legislatura Porte√Īa, con la presentaci√≥n durante dos per√≠odos consecutivos, en 2019 y en 2021, de proyectos de expropiaci√≥n y patrimonializaci√≥n ‚Äúque lamentablemente en esa c√°mara no prosperaron‚ÄĚ.

Entre otras instituciones p√ļblicas consultadas, ‚Äútransmitimos en 2020 nuestro reclamo a la Secretar√≠a de Derechos Humanos de la Naci√≥n‚ÄĚ. Fue a comienzos de este a√Īo que, con el acompa√Īamiento de la Secretar√≠a, comenzaron un proceso de di√°logo con la diputada Paula Penacca, quien present√≥ el proyecto de ley que fue acompa√Īado con un consenso contundente por todas las fuerzas pol√≠ticas hasta lograr la media sanci√≥n por unanimidad en la C√°mara de Diputados. 

Ahora, con la aprobaci√≥n de la Ley, los allegados a las v√≠ctimas conf√≠an en que el Poder Ejecutivo la promulgar√° y reglamentar√° con la participaci√≥n de todas las organizaciones de familiares y sobrevivientes que formaron parte del proceso y as√≠ continuar con la materializaci√≥n del ‚ÄúEspacio para la Memoria por la Masacre de Croma√Ī√≥n‚ÄĚ.

Celeste Oyola, sobreviviente e integrante de Coordinadora Croma√Ī√≥n, destaca que, al cumplirse 18 a√Īos de la Masacre, ‚Äúpr√°cticamente la totalidad de las y los j√≥venes en edad escolar en la actualidad, no hab√≠an nacido cuando sucedi√≥ Croma√Ī√≥n‚ÄĚ, por lo no pueden apelar a la memoria hist√≥rica. ‚ÄúSin lugar a dudas, esta es una ley para la juventud, para la educaci√≥n y para la cultura‚ÄĚ.

Por otro lado, es una ley dirigida al barrio de Once, epicentro no s√≥lo de esa noche, ‚Äúsino que tambi√©n de otras masacres ocurridas en las cercan√≠as a Croma√Ī√≥n, cuyos vecinos y vecinas siguen manifestando su apoyo incondicional. Entienden, como lo hacemos tambi√©n nosotros y nosotras, que el ex boliche forma parte de una unidad de sentido territorial para la memoria que est√° conformada a su vez por el Santuario ubicado en el cont√≠nuo de la calle mitre entre Ecuador y Jean Jaur√©s, s√≠mbolo de organizaci√≥n y resistencia‚ÄĚ, cierra Oyola.

‚ÄúExpropiar este inmueble para transformarlo en un espacio colectivo para la memoria, nos permite asegurarnos que su conservaci√≥n y su permanencia f√≠sica podr√° trascender nuestra propia existencia, preservar nuestros testimonios como testigos directos de la masacre, y darle la posibilidad a las generaciones venideras de encontrar un lugar donde problematizar relatos hegem√≥nicos y poder consultar e informarse sobre Croma√Īon‚ÄĚ, reflexiona por su parte Mar√≠a Luj√°n Rossi, sobreviviente de la noche que ahora se inmortalizar√° en un Espacio para la Memoria Colectiva.


Compartir nota en las redes sociales Enviar Imprimir

Dejanos tu comentario