Editorial | Entretelones de una disputa

La coparticipación

Más allá del debate sobre porcentuales de impuestos nacionales que se redistribuyen a las arcas de cada distrito sub nacional y cuáles deben ser los criterios que ordenen la repartija, Nación y Ciudad coparticipan de un complejo armado político. La conformación de una relación entre fuerzas políticas disímiles que apuestan a tramitar sus diferencias sin confrontar.
Buenos Aires, 4 de febrero de 2020. Lejos del obstruccionismo militante que impulsan sectores de Cambiemos, con un claro af√°n destituyente de la nueva mayor√≠a consagrada en la primera vuelta de las elecciones de octubre, Larreta y su equipo de gobierno se han involucrado en un proceso de negociaci√≥n y di√°logo con el gobierno de Fern√°ndez, en el que apuestan a saldar las diferencias que se han hecho p√ļblicas de manera ‚Äúamigable‚ÄĚ. Lo han dicho ellos mismos. 

"Quiero ratificar una vez m√°s mi vocaci√≥n de seguir manteniendo un di√°logo constructivo e institucional con el Gobierno nacional", anunci√≥ Larreta cuando surgieron chispazos por la coparticipaci√≥n. Alberto Fern√°ndez tambi√©n le baj√≥ el tono: ‚ÄúEst√° todo bien con la Ciudad. Estamos conversando. Todos saben que tenemos que ajustar y ordenar cuentas, ya lo habl√© con el jefe de Gobierno‚ÄĚ.

El resultado pol√≠tico buscado es necesario para las dos partes. Larreta debe gobernar cuatro a√Īos m√°s. Ya sin el generoso auxilio de un Macri convencido de la necesidad de invertir fondos nacionales en su feudo pol√≠tico. Pero puede evitar, o eso intenta, la hostilidad abierta del nuevo inquilino de la Casa Rosada que, tambi√©n √©l, es un pol√≠tico porte√Īo y tiene su candidato para conducir el distrito. 

En tanto, el equipo que conduce Alberto Fern√°ndez, frente a las enormes dificultades heredadas, necesita al menos que no se obstruyan sus iniciativas parlamentarias y, de ser posible, alg√ļn gesto de acompa√Īamiento en las grandes cuestiones, como la renegociaci√≥n de la deuda externa. 

La Ciudad en ese aspecto es un distrito privilegiado. Increment√≥ mucho su endeudamiento, como todos durante la gesti√≥n de Macri, pero en gran medida en el mercado local y por una porci√≥n reducida del total de recursos que maneja. Pero comparte con otros distritos, entre ellos los de extracci√≥n radical, la necesidad de revisar algunas decisiones incluidas en el Pacto Fiscal que impuls√≥ Macri, que implicaban rebajas de los impuestos a los Ingresos Brutos, posibles en un contexto de crecimiento econ√≥mico que no lleg√≥ nunca. Por el contrario, la recaudaci√≥n de las provincias decae debido a la extendida y profunda recesi√≥n generada por las pol√≠ticas macristas y la Ciudad no es indemne. 

Para curarse en salud, resolvi√≥ el a√Īo pasado indexar el ABL y el impuesto Inmobiliario seg√ļn la inflaci√≥n pasada, y hacerlo en forma mensual. Para arrancar, tendr√° en cuenta las variaciones de precios habidas en el segundo semestre del a√Īo pasado, en el que hubo una aceleraci√≥n inflacionaria y signific√≥ el final del proyecto reeleccionista de Macri.

No todo es plata. M√°s all√° de las complejas interacciones entre Naci√≥n y Ciudad, hay un tema de liderazgos dentro de Cambiemos. Con su designaci√≥n negociada en la FIFA, Macri dej√≥ en claro que no se retira de la escena. Y que cuenta con aliados poderosos en el mundo. Pero Larreta tiene la gesti√≥n porte√Īa para proyectar su futuro nacional y m√°s, si logra expresar las necesidades de sus colegas de origen radical. Mostrar un perfil propio, alejado del ‚Äúromper todo‚ÄĚ que impulsan Macri y su vocera Patricia Bullrich, es la oportunidad que tiene en el nuevo momento pol√≠tico.

Lic. Gerardo Codina

Compartir nota en las redes sociales Enviar Imprimir

Dejanos tu comentario