Comunales | Crisis en el comercio local

Locales cerrados

Suman más de 200 los locales cerrados en el corazón de Once. Hay persianas bajas en las distintas calles del centro comercial, que agrupan actividades como textiles, reventa de juguetes, librerías. También proliferan los negocios de ropa con liquidaciones finales, ofertas, dos por uno. Son las estrategias para liquidar los stocks y levantar ventas.
Buenos Aires, 5 de marzo de 2019. Uno camina a las apuradas por Once y está todo como antes: bolsones azules o negros sobre personitas diminutas, carros llenos de tela en rollos, tránsito insondable y una efervescencia que no descansa mientras las persianas están altas. Sin embargo, un paso más lento hace que aparezcan los carteles de venta, las rejas, los candados, los comercios cerrados. En el corazón de este centro comercial a cielo abierto hay cerca de 200 negocios sin actividad. 

Este medio recorrió el perímetro entre Tucumán, Pueyrredón, Rivadavia y Callao. Son más de 70 cuadras donde hay distintos corredores. Por ejemplo, Lavalle se caracteriza por las casas que venden telas por metro, también las de cotillón y suvenires. En este tramo, próximo a Pueyrredón, está la menor cantidad de negocios cerrados. En el tramo que llega a Callao hay librerías y casas que venden películas; de hecho, hay algunos cafés temáticos. También hay otras ofertas, como bares, cerrajerías, reparación de electrodomésticos. Es en esta zona donde más locales vacíos hay.

A lo largo de Lavalle están bajas las persianas de los siguientes negocios: 1878; 1892; 1894; 1910; 1909; 1978; 2014; 2015 (Librería del Mármol); 2018; 2039; 3057; 2074; 3086 (tiene una faja de clausura); 2085; 2127; 2123; 2124; 2160; 2168 (es una galería con varios negocios cerrados); 2464 (también es una galería en la misma situación).  

En paralelo, está la calle Tucumán, que replica la dinámica de venta de rollos de tela como Lavalle. Sin embargo, aquí también hay casas de confección. Se complementa con bares, kioscos y comida al paso. Hay un promedio de cinco locales cerrados por cuadra. Este es el ejemplo del 2400: 2494; 2474; 2447; 2454; 2439; 2408 (mudanza a Azcuénaga 679). 

La calle Bartolomé Mitre se caracteriza por tener negocios de reventa de ropa, incluidas varias galerías y saladitas, más cerca de Pueyrredón. Cerca de su cruce con Azcuénaga hay locales de reventa de juguetes, a tono con el corredor de la calle Pasteur. Luego, llegando a Callao se observa variedad de rubros. Hay un breve polo de venta de libros en su cruce con Junín.

Este es el relevo sobre locales cerrados: tres locales al 2300, dos al 2200; 2157; 2173 (dos locales de un edificio); 2238; 2259; 2276 (mudanza a la calle Junín); 2445; 2297; 2073; 2071; 2062; 1952; 1834. 

La calle Perón y Sarmiento también retoman esta dinámica. Este es el listado de negocios cerrados en Perón: 1850; 1977; 1995; esquina con Ayacucho al sureste; 2017; 2060; 2110; 2138; 2174; 2204; 2218; 2263; local de la galería Colegio San José (se mudó a Castelli 192); local 17; 2492; 2529; 2590; 2659 (Panadería Los Molinos, el año pasado se presentó un pedido de informes por la continuidad de sus 20 trabajadores). La cantidad en Sarmiento es similar.  

Pese a tener un breve recorrido, hay varios comercios cerrados sobre la calle Valentín Gómez. Hay locales de reventa de jeans, remeras y ropa de trabajo. Están cerrados los locales: 2770; 2776; 2759; 2755; 2754; 2738. En su cruce, está Castelli, donde figuran con carteles de venta: 363; 388; 268; 211.

La avenida Corrientes es uno de los emblemas de Once. Allí el fuerte es la reventa de ropa. Hay muchas galerías cerca del cruce con Pueyrredón. En las últimas cuadras antes de llegar a Callao inicia el corredor de librerías que es característico de “la avenida que nunca duerme”. También hay algunos teatros independientes, bancos y supermercados. 

En esta avenida hay muchos negocios de ropa con liquidaciones finales, ofertas, dos por uno. Son las estrategias para liquidar los stocks y levantar ventas. Eso ocurre en: 2595; 2582; 2497; 2552; 2458; 2018. Estas son las direcciones con locales cerrados en Corrientes: 2538; 2526; 2462; 2386; 2252; 2185; 2164; 2111; 2109; 2083; 2028; 2020; 1948; 1930; esquina con Riobamba noroeste. En las galerías de esta avenida hay entre 20 y 40 locales. En general, hay entre cuatro y 10 comercios cerrados: 2520; 2419; 2164; 2141. 

De sentido norte a sur está la calle Azcuénaga. En el norte se caracteriza por la reventa de rollos de tela y confección. Al bajar uno encuentra locales que revenden juguetes, peluches, accesorios para celulares hasta Rivadavia. Los negocios cerrados en este tramo de siete cuadras son: ochava con Tucumán; 584; 552; 551; 276; 91; 60; 61; esquina con Rivadavia (negocio de grandes proporciones dentro del lote del GrandView Hotel & Convention Center). 

La situación se repite con todas las calles que corren de norte a sur en la zona de Once. Hay en promedio dos o tres negocios cerrados y la situación se acentúa hacia la zona de Callao y Rivadavia. El edificio de Junín 521 sigue vacío y en alquiler. Hasta 2018 alojó a la Sede Comunal 3 (Balvanera y San Cristóbal) que ahora está en el shopping Spinetto (Moreno y Pichincha). 

Por fuera del corazón del Once, hay otros corredores comerciales en crisis dentro de Balvanera. Hay una treintena de negocios cerrados sobre avenida Belgrano, entre La Rioja y Entre Ríos, donde prevalecen las mueblerías. Las direcciones son: 2123, 2045, 2044, 2020, 2027, 2010, 2007, 2379, 2395, 2421, 2423 (liquidación al costo), 2422, 2426 (galería), 2480, 2483, 2491, 1999, 1951, 1945 (costo), 1919, 2230, 2286, 2545, 2585, 2589, 2361, 2838, 2952 (mudanza).

El malestar es generalizado. Según los últimos datos de la Cámara Argentina de Comercio (CAC), en el período noviembre-diciembre del año pasado, en la Ciudad de Buenos Aires la cantidad de locales sin actividad subió un 11,8% en comparación con el bimestre anterior. A su vez, La ONG Defendamos Buenos Aires realizó un relevo y concluyó que en enero cerraron 735 locales en toda la Capital Federal. 

Juan Castro


Compartir nota en las redes sociales Enviar Imprimir

Dejanos tu comentario