Historias de nuestra comuna | Un hito en la lucha por las 8 horas

A cien a帽os de la Semana Tr谩gica

En los primeros d铆as de diciembre de 1918, los trabajadores de los Talleres Metal煤rgicos Vasena, ubicados donde hoy se encuentra la Plaza Mart铆n Fierro, se declararon en huelga en reclamo de una jornada de ocho horas, suba de salarios y pago de horas extras por trabajo dominical.
Buenos Aires, 5 de febrero de 2019. El 7 de enero, en la jornada que marc贸 el inicio de la Semana Tr谩gica, se produjo en las cercan铆as de la metal煤rgica un intenso tiroteo con la intervenci贸n del Ej茅rcito y la polic铆a, que secundaban la acci贸n de los rompehuelgas contratados por la patronal para mantener el funcionamiento normal de la empresa y dispararon con armas largas contra la multitud dejando cinco obreros muertos y otros 40 heridos. 

El 9 de enero, la Federaci贸n Obrera Regional Argentina (FORA) -de orientaci贸n anarquista- y otras organizaciones de trabajadores se lanzaron a una huelga general. Una multitud acompa帽贸 el cortejo f煤nebre de los trabajadores muertos en la represi贸n del d铆a 7 por las calles de Buenos Aires. A las 17 llegaron al Cementerio de la Chacarita. All铆, mientras se o铆a el discurso de uno de los delegados, un grupo de polic铆as y bomberos armados abri贸 fuego sobre la concurrencia. Las cifras oficiales mencionaron 12 manifestantes muertos, pero la prensa obrera refiri贸 cientos de muertos y heridos, en tanto que entre las fuerzas del orden no hubo v铆ctimas.
 
Toda la ciudad fue escenario de los duros combates que enfrentaron por una semana a los trabajadores y las fuerzas represivas asesinando, deteniendo y torturando a miles de personas. De entre las clases altas surgieron grupos paramilitares, como la llamada Liga Patri贸tica Argentina, que integraban, entre otros, Manuel Carl茅s, Domeq Garc铆a y el bisabuelo de Jos茅 Alfredo Mart铆nez de Hoz, y en la que se juntaban algunos de los miembros m谩s conspicuos de la sociedad con ideas conservadoras, cat贸licas y nacionalistas. Temerosos de la supuesta infiltraci贸n de ideas que ellos consideraban "extranjeras y maximalistas", este grupo persigui贸 y asesin贸 obreros e inmigrantes rusos, polacos, alemanes, pero en especial a los de origen jud铆o, lo que provoc贸 el primer pogrom mundial fuera de Europa en los barrios de Once y Villa Crespo. 

La en茅rgica represi贸n de la polic铆a y el ej茅rcito junto con la violenta actuaci贸n de la antisemita Liga Patri贸tica Argentina y las presiones del yrigoyenismo para que Pedro Vasena aceptara los reclamos de los obreros, lograron dar punto final al movimiento el 17 de enero de 1919. Sin embargo, prosigui贸 la agitaci贸n social. Como el n煤mero de obreros superaba al de los polic铆as y los grupos paramilitares, el diario La Prensa mencionaba la amenaza de "guerra revolucionaria". Entonces Yrigoyen puso la ciudad bajo las 贸rdenes del coronel Luis Dellepiane, quien moviliz贸 tropas por toda la ciudad, dando lugar a semanas de enfrentamientos en las calles. Seg煤n las estimaciones de los historiadores del movimiento obrero, los incidentes de la Semana Tr谩gica arrojaron un saldo de entre 800 y 1.500 muertos, 5.000 heridos, decenas de miles de prontuarios y ausencia absoluta de sanciones para las fuerzas de seguridad.

                                                                                                                  Norberto Alonso


Compartir nota en las redes sociales Enviar Imprimir

Dejanos tu comentario