Comunales | Apoyo al Centro Gallego de Buenos Aires

Sin acuerdo

Los grupos del Parlamento de Galicia, que hace unos meses sí lograron cerrar una declaración institucional sobre el Centro Gallego de Buenos Aires, volvieron a mostrar el miércoles pasado su preocupación por su legado y situación, pero no lograron un acuerdo plenario sobre el futuro del que constituye uno de los símbolos de la emigración gallega.
Buenos Aires, 29 de mayo de 2018. "Tenemos que intentar salvar por todos los medios el Centro Gallego de Buenos Aires", proclamó la diputada de En Marea impulsora de la iniciativa, quien durante la exposición inicial relató las fechas más relevantes que afectan a esta entidad en cuyo emblemático edificio falleció Castelao. Fue rechazada con los votos del PPdeG en una votación con una decena de diputados ausentes. Ánxeles Cuña recordó que más de 5.000 entidades como la Real Academia Galega (RAG), las universidades y el Consello da Cultura Galega han firmado un manifiesto de apoyo al "porvenir" y en defensa del Centro Gallego y el propio Parlamento aprobó una declaración institucional en este mismo sentido.

Una de las principales funciones de este centro es la prestación sanitaria que ofrece a sus socios, pero además los grupos políticos han visto comprometido -con la posible venta del inmueble- el patrimonio cultural que, en palabras de la diputada de En Marea, "con tanto esmero y dedicación hicieron desde el año 1907 las personas gallegas emigradas".

En este sentido se pronunció el diputado del PSdeG Juan Díaz Villoslada, quien presentó una enmienda en la que pedía que se acordase con el Gobierno argentino los "necesarios mecanismos de cooperación para la preservación de todo el patrimonio artístico, documental y bibliográfico", al tiempo que evitar la "especulación inmobiliaria" con el edificio.

Díaz Villoslada destacó tres hitos en la historia del centro: 1907, cuando se creó; el periodo hasta el 1936 cuando prestó apoyo a la autonomía gallega; y 1990, con la Medalla de Oro de Galicia.

Asistencia sanitaria

También quiso enmendar el texto, aunque en este caso no hubo acuerdo, el PPdeG, cuya diputada Raquel Arias quiso "aclarar que todos los gallegos tienen garantizada la asistencia sanitaria gratuita" y que, en el caso de que alguna persona "puntualmente no la tenga", basta con acudir a la Embajada o a la Delegación de Galicia en Buenos Aires. Además, Arias recordó que el Gobierno gallego no va a "comprar" el edificio del Centro Gallego de Buenos Aires, pero sí estará "atentísimo sobre el legado artístico.

La diputada del Grupo Popular Raquel Arias defendió en el Parlamento gallego que la Xunta vele por el legado cultural, del patrimonio artístico y bibliográfico del Centro Gallego de Buenos Aires, para que este se pueda seguir disfrutando por el conjunto de la colectividad y sociedad gallega en Argentina. Así mismo, demandó que el Gobierno gallego, en colaboración con la Administración general del Estado, defienda que los emigrantes gallegos asociados al Centro Gallego de Buenos Aires puedan seguir gozando de asistencia sanitaria en caso de necesidad.

En este sentido, indicó que el Centro Gallego de Buenos Aires es una entidad privada que presta servicios sanitarios complementarios a sus socios y por la que pagan una cuota. Aseguró que "todos los socios del Centro Gallego de Buenos Aires tienen asegurada la asistencia sanitaria complementaria a la pública mediante Ospaña, con las mismas prestaciones que recibían, como mínimo, y con cuotas no más elevadas que las que estaban pagando".

Por su parte, la diputada del BNG Olalla Rodil se mostró "absolutamente de acuerdo" con la iniciativa y la necesidad de "garantizar la conservación" del legado del Centro Gallego de Buenos Aires y únicamente matizó que no están de acuerdo con "derivar" toda la "responsabilidad política" al Estado español, al respecto de lo que ha pedido implicación de la Xunta.

Preservar y conservar
 
Respecto de la venta del Centro Gallego de Buenos Aires, Raquel Arias subrayó que "los 70 millones de dólares de deuda son fruto de la gestión de los distintos interventores nombrados por el Gobierno argentino y la inmensa mayoría de esta deuda es con la administración de este país".

"En todo caso, si finalmente los socios llegan a un acuerdo con las empresas compradoras, todas las partes implicadas en el proceso manifestaron ya su intención de preservar y conservar su patrimonio artístico y documental en Argentina, por lo que, en principio, no hay motivo de preocupación", manifestó la diputada popular, quien recordó que "así se lo hicieron saber recientemente a miembros del Gobierno gallego los propios socios del Centro Gallego de Buenos Aires y diferentes responsables del Gobierno argentino, que se mostraron dispuestos a colaborar para mantener y difundir ese patrimonio".

Arias afirmó que "si en el Centro Gallego se llega a otro tipo de situación en la que el patrimonio se pudiera ver comprometido, el Gobierno gallego estará atento para dar los pasos oportunos".


Compartir nota en las redes sociales Enviar Imprimir

Dejanos tu comentario