Porte帽as | Educaci贸n en crisis

Escuelas cerradas

Otra vez las clases no empiezan en la Ciudad. De nuevo, por una oferta salarial que achica los sueldos docentes. Los pibes, rehenes de una pol铆tica que piensa la educaci贸n como un gasto y de la voluntad pol铆tica del gobierno nacional de descargar el ajuste anti inflacionario sobre las espaldas de los trabajadores. Entre tanto, Larreta demuele escuelas y cierra programas como el FinEs.
Buenos Aires, 6 de marzo de 2018. El anuncio de jornadas de debate con la comunidad sobre la situaci贸n salarial docente en los primeros d铆as de marzo, seguidos en un paro nacional previsto para el momento en que esta edici贸n est茅 en imprenta, era algo que se ven铆a venir. Ya sucedi贸 lo mismo el a帽o pasado y la oferta oficial para el 2018 de un incremento del 12 por ciento divido en tres cuotas, no dejaba espacio para nada diferente. 

La expectativa docente era muy diferente. En la reuni贸n del 20 de febrero hab铆an consignado todas sus demandas. La Uni贸n de Trabajadores de la Educaci贸n (UTE) reflejaba en un comunicado que "se propuso a las autoridades que la recomposici贸n salarial sea de un 24 por ciento y que contemple una cl谩usula 鈥榞atillo鈥 como garant铆a ante un eventual avance de la inflaci贸n m谩s all谩 de ese n煤mero". (...) Adem谩s, la UTE plante贸 la necesidad de que, para comenzar el ciclo lectivo "con todos los ni帽os adentro de la escuela" se incluya en el sistema educativo a  15 mil ni帽as y ni帽os que quedaron sin vacante en el nivel inicial. Por otra parte, se exigieron condiciones dignas de ense帽ar y aprender para todas las comunidades educativas, particularmente para el Isauro Arancibia y el Polo de Retiro. Al mismo tiempo, se reclam贸 que "la creaci贸n de la UniCABA no implique el cierre de ninguno de los profesorados docentes de la Ciudad de Buenos Aires."

La falta de vacantes, principalmente en el nivel inicial, la falta de docentes en todos los niveles por los bajos salarios, el pol茅mico proyecto de reemplazar los profesorados por una universidad (la UniCABA) y la demolici贸n de la escuela Isauro Arancibia y las que funcionaban en la Villa 31 de Retiro, junto al incremento justo de los salarios, son otras tantos focos de conflicto con el gobierno actual para el gremio docente.

Demoliendo escuelas

En los dos casos, el pretexto es hacer nuevas obras que mejoren la calidad de vida de los porte帽os. Pero empiezan por demoler sin haber preparado el edificio de reemplazo. El resultado es el peor. Chicos sin sus escuelas. 

El m谩s conocido es el de la Isauro Arancibia. Como entorpec铆a para las obras del Metrobus en la avenida Paseo Col贸n, su demolici贸n estaba prevista desde hace unos a帽os. Pero en todo este tiempo no se hizo la obra de reemplazo. "Tras amenazas de desalojo, las obras por el avance del Metrob煤s obligaron a la comunidad educativa del Isauro a terminar las clases antes de tiempo y dejar el edificio por algunos meses, antes de mudar definitivamente la sede. De acuerdo al compromiso asumido por la gesti贸n de Horacio Rodr铆guez Larreta, hoy deb铆an permitirles a los docentes volver a usar el lugar para comenzar a planificar el pr贸ximo ciclo lectivo. Pero ayer les avisaron que el sitio no est谩 listo. Y que hasta julio tendr谩n que funcionar provisoriamente en otro inmueble", publicaba el 15 de febrero el portal Nueva Ciudad.

Unos d铆as antes se conoc铆a que en la Villa 31 el Juzgado de 1陋 Instancia en lo Contencioso Administrativo y Tributario de la Ciudad de Buenos Aires dio la raz贸n al reclamo de la comunidad educativa que rechazaba el traslado de tres escuelas (Escuela Primaria N掳 25 "Bandera Argentina", Escuela Infantil N掳 5 y Escuela Media N掳 6 "Padre Mugica") a un galp贸n, mientras se realizan las obras del nuevo polo educativo. Pero la justicia lleg贸 tarde. Lamentablemente el edificio de las escuelas que van a trasladar ya fue demolido, sin escuchar los reclamos de la comunidad de la Villa 31. 

El final del FinEs

El gobierno de Horacio Rodr铆guez Larreta dispuso en la ciudad de Buenos Aires el cierre de 13 sedes en las que se desarrollaba el Plan FinEs que alentaba, desde 2008, a que adultos pudieran terminar sus estudios primarios y secundarios. La pol茅mica decisi贸n afecta a 500 alumnos y deja sin trabajo a 80 docentes de distintas disciplinas. Y seg煤n advirtieron desde la Uni贸n de Trabajadores de la Educaci贸n (UTE) el macrismo completar铆a el cierre definitivo del programa a fin de a帽o. El cierre se produce justo cuando la ministra de Desarrollo Social de la Naci贸n propone la terminalidad educativa como condici贸n a los beneficiarios de programas sociales. Ni que se tratase del mismo equipo.

Una universidad para cerrar profesorados

Todav铆a est谩 pendiente el debate parlamentario del proyecto de creaci贸n de una  universidad de formaci贸n docente en la Ciudad de Buenos Aires (que se llamar铆a UniCABA). La repulsa de docentes y alumnos de los profesorados existentes evit贸 su tratamiento a fines del a帽o pasado. Pero ahora el oficialismo tiene los n煤meros recargados entre los legisladores (34 sobre 60) debido a su excelente resultado en las elecciones de octubre y puede aprobarla en soledad. 

En vez articular los tres a帽os de formaci贸n que brindan los profesorados, que incluyen pr谩cticas supervisadas en establecimientos educativos p煤blicos, adicionando otros dos de formaci贸n universitaria para otorgar licenciaturas o profesorados universitarios, el oficialismo propone terminar con la vida de 28 instituciones de primer nivel y armar una nueva instancia. El cambio implicar谩 menos docentes y personal administrativo, la p茅rdida de las pr谩cticas y el fin del co gobierno de instituciones de ganado prestigio en la comunidad. M谩s ajuste y control de la formaci贸n de los docentes en la ciudad. Todo un cambio. 


Santiago Pujol


Compartir nota en las redes sociales Enviar Imprimir

Dejanos tu comentario