Sociedad | Otra vez un desaparecido

¿Dónde está Santiago Maldonado?

Trascurrido más de un mes de la denuncia sobre la desaparición de Santiago Maldonado en Chubut, al cierre de esta edición, poco y nada se conoce realmente sobre lo sucedido con él. Para peor, los responsables de investigar qué le ha ocurrido, se distraen siguiendo pistas a todas luces falsas, cuando la triste experiencia de nuestro país indica que antes que nada debió precisarse las responsabilidades de las fuerzas represivas que actuaron en el lugar y en el momento donde se lo vio por última vez.

Buenos Aires, 5 de setiembre de 2017. El reclamo de la aparición con vida de Santiago Maldonado recorre el país y el mundo con la lamentable novedad de que, a treinta y cuatro años de haber recuperado duramente la democracia y comprometido un NUNCA MÁS a estas atrocidades, vuelve a repetirse este siniestro accionar represivo ilegal. 

Muchos se preocupan más por saber quién es Santiago y qué hace, que por averiguar dónde está y qué le han hecho. Otros entre tanto, procuran convertir el reclamo de los pobladores mapuches de la zona, con quienes Santiago se solidarizó, en un accionar subversivo que atenta contra la integridad nacional. 

No es raro que una Bullrich opine eso, aunque en sus años mozos haya jugado a ser una montonera. Otro Bullrich, por entonces ministro de Educación, se congratuló hace pocos meses en Río Negro con una nueva Campaña del Desierto, esta vez cultural. El llamado "desierto" eran los territorios pampeanos y patagónicos que habitan los pueblos mapuches desde tiempo inmemorial. Esos territorios les fueron arrebatados a balazos, masacrándolos y los que se salvaron, regalados como esclavos a los habitantes “civilizados” de Buenos Aires.

Como señaló Felipe Pigna en una nota publicada en el diario Clarín el 14 de octubre de 2007,  "los vencidos fueron trasladados al campo de concentración montado en la isla Martín García" por mar desde el puerto de Valcheta, Río Negro. Desde la isla luego "fueron embarcados nuevamente y depositados" en el Hotel de Inmigrantes, donde la clase dirigente de la época se dispuso a repartirse el botín, según lo cuenta el diario El Nacional, que titulaba "Entrega de indios": "Los miércoles y los viernes se efectuará la entrega de indios y chinas a las familias de esta ciudad, por medio de la Sociedad de Beneficencia".  

Pigna agrega el verdadero objetivo del genocidio. "La llamada "conquista del desierto" sirvió para que entre 1876 y 1903, es decir, en 27 años, el Estado regalase o vendiese por moneditas 41.787.023 hectáreas a 1.843 terratenientes vinculados estrechamente por lazos económicos y/o familiares a los diferentes gobiernos que se sucedieron en aquel período. Entre ellos se destacaban 24 familias "patricias" que recibieron parcelas que oscilaban entre las 200.000 hectáreas de los Curo a las 2.500.000 obtenidas por los Martínez de Hoz".

Ese despojo se perpetúa hoy y contra él reclaman los sobrevivientes del genocidio. A ese reclamo unió su voz y su presencia Santiago Maldonado. Por eso se lo llevaron. También por eso reclamamos ¿Dónde está Santiago Maldonado? 


Compartir nota en las redes sociales Enviar Imprimir

Dejanos tu comentario