Porteñas | Denuncian persecución policial

Causas armadas a manteros extranjeros

La organización Vendedores Libres, mediante un comunicado de prensa denunció que “A diario, manteros y vendedores ambulantes son detenidos por las fuerzas policiales de la Ciudad de Buenos Aires, acusados ante la justicia de delitos que no cometieron, luego detenidos en muchos casos por más de 24 horas, y finalmente ingresados al circuito penal con un procesamiento”. Buenos Aires, 13 de junio de 2017. El armado de causas truchas para justificar la represión policial tiene por consecuencia, según Vendedores Libres que “de manera diaria, inocentes llenan las celdas de las comisarías de la Ciudad, aparte de ser golpeados por los funcionarios policiales en los arrestos que dan origen a estas detenciones ilegales, y también son robados en muchas ocasiones por estos mismos funcionarios públicos en sus pertenecías particulares (dinero y la mercadería que venden para subsistir)”.

De acuerdo a la entidad “Estos hechos se producen de manera diaria y sin excepciones, particularmente con extranjeros que tienen como actividad la venta callejera. No se trata de hechos excepcionales producto de un mal desempeño en de su actividad de estos funcionarios policiales”.

Y prosigue “Todo lo contrario, las detenciones son estratégicas y premeditadas por el poder Político de la CABA, cuyo objetivo final buscado es el ARMADO DE CAUSAS JUDICIALES a vendedores callejeros inmigrantes en la ciudad de Buenos Aires para de este modo, junto a otros métodos ilegales aplicados por el gobierno de la Ciudad, exterminar la venta callejera. Luego de las detenciones, estos ciudadanos inmigrantes son deportados o quedan al borde de la expulsión de nuestro país.”

Según señalan los integrantes de Vendedores Libres “El resultado es que trabajadores inmigrantes radicados en nuestro país (todos, sin excepción de antigüedad ni estatus legal), sin vinculación con delito alguno, son deportados por delitos cometidos por el ESTADO del cual son víctimas...”

La escalada contra los inmigrantes no comenzó con estas acciones. Hace unos meses el Gobierno Nacional modificó mediante un decreto de necesidad y urgencia la ley migratoria.
El gobierno apelaba a una emergencia de seguridad que no existía, falseando datos de la realidad en su forzada interpretación y con la imprescindible cobertura mediática en la desinformación.

En resumen, lo concreto de aquel decreto es que cualquier extranjero por el simple hecho de ingresar al sistema penal (basta una simple contravención), independientemente del futuro de tal acusación es pasible de ser deportado. Esto invierte el cimiento sobre el que se asienta todo el sistema penal argentino, que es la presunción de inocencia de cualquier acusado, hasta que se demuestre su culpabilidad en juicio.

En este caso y para los pobres extranjeros no importa si es culpable o inocente y juzgado en proceso legal garantizado por la constitución. La estrategia de expulsión ilegal a inocentes extranjeros, culmina con los armados de causas. El gobierno por decreto deja sin defensa a los extranjeros para luego inventarles un delito que no cometieron.

De esa manera el uso ilegal del Estado en mano de la administración de la ciudad y nacional (mediante un decreto ilegal o armando causas judiciales), viola las garantías y derechos más elementales.

Ante situación Vendedores Libres denuncia que “Las fuerzas policiales sin excepción dejan de ser funcionarios públicos al servicio de la ley y se convierten en delincuentes con el inmenso poder que les otorga el propio estado con la cobertura política que le da origen. Privan ilegalmente de la libertad a ciudadanos inocentes, imputan y mienten a jueces y fiscales de turno sobre hechos que no ocurrieron, golpean y coaccionan gravemente, aparte de robar la propiedad privada de los afectados, etc. El Estado los hace delincuentes para cumplir sus objetivos políticos creando una real emergencia de seguridad ciudadana donde nadie está a salvo ya que no hay Estado a quien recurrir.”

Compartir nota en las redes sociales Enviar Imprimir

Dejanos tu comentario